Encontró Rodrigo Follé refugio en el Ascenso MX

El jugador, pilar de Leones Negros en la consecución del ascenso y, ahora, sin oportunidad de mostrarse en el máximo circuito, se ilusiona con un nuevo título, pero con Alebrijes

Rodrigo Follé, durante un partido del Ascenso MX
Rodrigo Follé, durante un partido del Ascenso MX (Mexsport)

Ciudad de México

El futbol da y quita. Este deporte no tiene palabra de honor y, los que un día están en boga, al poco tiempo podrían vivir la otra cara de la moneda. Una realidad distante. Esto lo comprende ahora Rodrigo Follé, ex defensor de origen brasileño, que consiguió a mediados del 2014 el ascenso con los Leones Negros de la Universidad de Guadalajara.

Y es que, aunque Follé fue un pilar para la consecución del pase al máximo circuito por cuenta de los Melenudos, el zaguero de 31 años apenas si pudo disputar un encuentro en Primera (46 minutos, ante Toluca), durante el Apertura 2014; al término de este certamen, la directiva, que confío en él meses atrás, le daba las gracias y le abría las puertas para salir del club.

Hoy, el defensor defiende la casaca de los Alebrijes de Oaxaca, su sexta escuadra en la categoría de plata del balompié nacional, y no le guarda rencores al recuerdo, ni piensa en lo que pudo haber sucedido de haber jugado más con los felinos; Follé se refugia en el presente, en conseguir lo mismo que ya logró, en el pasado, con la UdeG.

"Mucha gente me pregunta por lo que viví con Leones Negros... Fui muy feliz al conseguir el ascenso, pero lamentablemente no tuve continuidad en Primera. Trato de no pensar en eso; siempre que se cierra una puerta, se abre otra y así me ha pasado. Hoy estoy enfocado en conseguir lo mismo con Alebrijes, el ascenso, aunque eso suene como algo lejano".

DE LOS MEJORES

Con once puntos, ubicados en el tercer sitio de la clasificación general del Ascenso MX, los Alebrijes de Oaxaca son uno de los equipos que mejor desempeño han mostrado en el Apertura 2015; tres victorias, dos empates y apenas un descalabro, son el registro de los dirigidos por Ricardo Rayas. Con el paso de la institución, Follé se entusiasma, consciente de las fortalezas y debilidades colectivas.

"Ahora mismo el equipo ha hecho un esfuerzo muy grande para estar entre los mejores, la directiva reforzó bien al equipo, con jugadores de mucha experiencia. El cuerpo técnico también se ha esmerado por darnos estabilidad en el campo; me parece que contamos con material humano para lograr ilusionar a nuestra afición, y conseguir algo importante. Hemos sido fuertes, tanto de local como de visitantes, pero nos falta tramo por recorrer".