Rayados tuvo poco qué festejar en el 2013

Monterrey prácticamente sólo festejó la Liga de Campeones de la Concachampions en el 2013.

RAYADOS - CONCACAF
RAYADOS - CONCACAF

MONTERREY

El título de la Liga de Campeones de Concacaf fue el único motivo del Monterrey para sonreir en este 2013, porque sus actuaciones en los demás torneos que disputó quedaron simplemente para el olvido.

Rayados enfrentó la final de la también llamada Concachampions en el mes de abril y se midió a Santos Laguna, equipo ante el cual empató sin anotaciones en el partido de "ida" disputado en el estadio Corona TSM.

En la "vuelta", en el Tecnológico, el conjunto regiomontano doblegó 4-2 al lagunero y con ello se proclamaron tricampeones de la justa internacional que les dio el pase al Mundial de Clubes, el cual se disputaría meses después en Marruecos.

Posterior a ello, el equipo perdió fortaleza y ello le significó iniciar una serie de tropiezos que incluso generaron el cese del técnico Víctor Manuel Vucetich, para dar paso a José Guadalupe Cruz.
En el Torneo Clausura 2013 Monterrey tuvo una pobre actuación, pues terminó en la novena posición de la tabla general con 23 unidades, pero alcanzó su boleto a la liguilla "gracias" a

Querétaro, octavo y que descendió, por lo que no pudo participar en la "fiesta grande".

En cuartos de final eliminó al superlíder y odiado rival Tigres de la UANL con un 2-1 global, pero en semifinales cayó frente a las Águilas del América por un acumulado de 4-3 y así se esfumó la ilusión de levantar el trofeo de campeón.

Tres derrotas, tres empates y un triunfo en el inicio del Apertura 2013 generaron la salida del "Rey Midas" Vucetich tras la séptima jornada y el "Profe" Cruz llegó a tratar de "rescatar el barco".

Sin embargo, Monterrey no pudo levantar vuelo y apenas alcanzó 20 puntos para quedar fuera de la liguilla por el título; en la Copa MX Apertura 2013 también fracasó el cuadro regio al perder ante Morelia por 3-0 en semifinales en el estadio Tecnológico.

El único objetivo que quedaba en su lista era tener una buena actuación en el Mundial de Clubes Marruecos 2013 y superar las dos anteriores, por lo que comenzaron a prepararse mientras algunos clubes mexicanos peleaban por la corona.

Y aunque estaban ilusionados con salvar el mal año, Monterrey fracasó en el intentó, ya que fue eliminado en el primer compromiso al caer 2-1 contra el local Raja Casablanca y así terminó un año para el olvido de Rayados.

Pese a la goleada 5-1 sobre el Al Ahly de Egipto para terminar en el quinto lugar, la afición rayada está molesta con el pobre 2013 que tuvo el equipo, al que recriminaron a su regreso de Marruecos, en espera de que mejoren las cosas el próximo año.