Racismo, una realidad en el futbol mexicano

La reciente denuncia de Efraín Cortés en contra de un directivo del Puebla por actos racistas en su contra, es solo un caso más de varios que se han suscitado en los últimos años dentro del balompié nacional


Jugadores que han sido víctimas de racismo en México
Jugadores que han sido víctimas de racismo en México (Mexsport)

Ciudad de México

El racismo en el futbol mexicano es un problema cuya existencia en innegable; tan solo en lo que va del año, cuatro casos han salido a la luz, el más reciente: Efraín Cortés, quien acusó a Álvaro Flores Cid de León, vicepresidente del Puebla, de haberlo llamado "negro de mierda".

El asunto llegó a la Comisión Disciplinaria, instancia que se comprometió a través comunicado en el que asegura que analizará las pruebas presentadas y "determinará lo conducente"; sin embargo, el historial de estos casos hace pensar que lo denunciado por el defensor colombiano quedará en una anécdota más, pues en la última década las agresiones racistas se han vuelto una constante y ninguna de ellas ha recibido un castigo ejemplar.

De comprobarse lo sucedido entre Cortés y el directivo de la Franja, las agresiones habrán aumentado y no solo en cantidad, lo que comenzó con gritos de pseudoficionados desde la tribuna al terreno de juego, hoy en día se ha trasladado a la intolerancia dentro de integrantes de una misma institución.

2006

En el duelo del torneo de Apertura entre Santos y Monterrey, Felipe Baloy recibió por parte de la tribuna del estadio Corona los gritos de "Chango come plátano".

La situación no pasó a mayores y el equipo de la Sultana del Norte respondió a las agresiones hasta su siguiente partido en casa, en el que saltó al terreno de juego con una manta que se leía: "La única diferencia de color está en el uniforme".

2010

Durante el torneo Bicentenario Felipe Baloy nuevamente protagonizó un acto racista en contra, pero en esta ocasión no fue procedente de la tribuna, el panameño denunció a Marco Antonio Palacios y Darío Verón de haberlo llamado "esclavo de mierda" y "mono negro", respectivamente.

Al respecto Baloy aseguró que Alfredo Peñaloza, silbante del encuentro, presenció todo por lo que reclamó y solo recibió una tarjeta amarilla; nuevamente el acto quedó impune, los jugadores de Pumas se unieron a una campaña de la CONAPRED.

2011

Rogelio Chávez de Cruz Azul llamó "simio de mierda" al entonces jugador de Santos Darwin Quintero, quien denunció: "si te dicen negro lo pasas, pero cundo te dicen simio no estás acostumbrado".

El caso fue ignorado por la CONAPRED y terminó nuevamente en una campaña en contra del racismo, en esta ocasión protagonizada por el equipo de la Noria.

2012

Luego del duelo disputado entre León y Pumas en el Nou Camp, Gustavo Matosas denunció gritos racistas por parte de la porta visitante hacia Eisner Loboa y Darío Burbano.

"Lamento que esto suceda en un campo de futbol", señaló en uruguayo, ya que cada que sus jugadores tocaban el balón, la tribuna visitante emitía un sonido emulando a un simio.

2013

Nuevamente la porra de Universidad emitiendo ruidos de simio, ahora en el estadio Azteca en contra del 'Chucho' Benítez.

2014

En la visita del Atlante a Pachuca en el Clausura, la porra visitante atacó con gritos a Enner Valencia y Walter Ayoví, nuevamente no existió algún castigo por parte de las autoridades, sin embargo grupo Pachuca veto de sus estadios a los aficionados del Potro.

Ese mismo año, agresiones con gritos de simio se vivieron en el Nou Camp, tanto aficionados locales como visitantes agredieron a futbolistas en el terreno de juego. En la visita de Pumas, los aficionados universitarios actuaron en contra de Eisner Loboa y Franco Arizala, mientras que la afición esmeralda hizo lo propio en contra de Dorlan Pabón.

Otro de los casos que se suscitó ese año fue el de Ronaldinho, quien fue llamado "simio brasileño" por Carlos Manuel Treviño, senador del PAN. La CONAPRED abrió una investigación de oficio, pero como todas las anteriores no trascendió.

2015

A lo anteriormente citado entre Efraín Cortés y un directivo del Puebla; se unen los casos de Roberto Nurse, Franco Arizala y Darwin Quintero.

Los jugadores de Dorados y Atlas fueron agredidos a través de Twitter; el primero cuando su equipo aún militaba en la liga de ascenso, anotó un gol frente a Correcaminos, situación que despertó la furia de Juan Carlos Román, representante de futbolistas que escribió: "Que festejas negro muerto de hambre... Ya se te olvidó que Correcaminos te dio de tragar". Por su parte, Arizala criticó las actitudes violentas de la Barra 51 y en respuesta recibió un "Más cantera, menos negros de mierda".

El último caso dentro del terreno de juego se dio en el Estadio Nemesio Díez, cuando al terminar el duelo Toluca-América, Ignacio Ambriz aseguró que "a Darwin le gritaron simio y no le gustó".