La Liguilla en sus manos

Pumas se juega su última carta en el Apertura 2014, si obtiene la victoria sobre Monterrey, estará en la fiesta grande y será el rival de América

Pumas ante Cruz Azul en el estadio Azul
Pumas ante Cruz Azul en el estadio Azul (Mexsport)

Ciudad de México

Pumas tiene la ocasión perfecta para curar sus males, el equipo de Guillermo Vázquez llega con las reglas claras para meterse a la Liguilla, la carambola de resultados le concedió esa oportunidad, claro, para obtener su pase de abordar tendrá que hacer precisamente lo que no ha sido capaz de lograr en el actual curso: ganar en Ciudad Universitaria.

A Universidad se le ha indigestado su propio campo, no ha logrado que sus aficionados salgan felices, por una u otra circunstancia los tres puntos no se han quedado en el Olímpico Universitario. Hoy es un buen día para despertar, para coger confianza y enmendar el mal paso que se ha tenido.

En Universidad se sacó el ábaco, la calculadora y hasta los dedos de ambas manos para hacer que las cuentas cuadraran, lo ocurrido en otros frentes: Tijuana 3-2 León, Puebla 3-3 Santos y Chiapas 2-0 Querétaro, hicieron que sus posibilidades se alinearan. Ahora toca hacer la tarea propia y de paso poner punto final a esa larga racha de siete meses sin ganar en campo propio.

El último compromiso que Pumas ganó como local fue el 20 de abril, un 1-0 sobre Chivas, desde entonces la felicidad se ha alejado de CU, los cambios han continuado, y la regularidad no acaba de llegar, si bien el regreso de Guillermo Vázquez fungió como revulsivo, Memo tampoco ha logrado ganar en casa, ha estado cerca, lo ha acariciado, pero la impotencia se ha mantenido.

"El equipo está con ganas para el juego contra Monterrey. Vamos con la mentalidad de triunfar, de cortar la mala racha de no ganar como locales y cerrar bien el torneo", comentó Martín Romagnoli. Lo secundó Javier Cortés, quien reiteró el deseo que priva en el equipo por tener un cierre que les lleve a la fiesta grande: "Sabemos que debemos ganarle a Monterrey, debemos entregarnos al máximo en el partido, hacer las cosas como si no hubiera mañana".

La empresa no es sencilla, Monterrey tomó un tanque de oxígeno con su triunfo de la semana pasada sobre Chivas, una victoria que le permitió tomar cierta confianza en medio de la irregularidad que había caído la escuadra regiomontana.

El entrenador de Rayados se refirió al deseo que priva en su plantilla por alcanzar una victoria que los proyecte en la tabla general. "Es parte de lo que nos estamos jugando ahora, con la idea muy clara de seguir sumando y jugando para mejorar y saber que esta mejora nos dé más confianza para entrar a la Liguilla".

Barra señaló que en Ciudad Universitaria, Rayados tratará de ser una escuadra que no se precipite, sino que lea bien los tiempos del juego: "La idea es muy clara, hay que buscar el equilibrio del equipo, que estemos convencidos de que cuando no tengamos la pelota busquemos agruparnos bien en una cancha que históricamente ha sido complicada, pero no por ello vamos a renunciar al ataque, sabiendo que el equipo cuenta con jugadores de calidad".

Y tampoco le prestó mayor atención al hecho de que Pumas no haya ganado en casa, pues cree que la motivación que tendrá para meterse a la Liguilla los hará un equipo de mayor cuidado. "No hay nada de ventaja, vamos a enfrentar a un equipo con esa necesidad, pero que viene sumando muchos puntos y se ha mantenido con posibilidades".

La Liguilla para Pumas pasa por CU, si hay un día para marcar un cambio de rumbo en los últimos tiempos críticos que ha vivido el club es hoy. De conseguirlo América será su rival.