Chivas es el primer paso

En Pumas aspiran a conseguir metas altas en el Clausura 2015, y esta tarde desea concluir con 32 años de no derrotar al Rebaño en su casa 

Eduardo Herrera
Eduardo Herrera (Mexsport)

Ciudad de México

Aunque Pumas no derrota a Chivas en Guadalajara desde el 7 de febrero de 1982, y pese a que fue El Rebaño Sagrado el cuadro que el semestre pasado comenzó la crisis auriazul en la segunda fecha del certamen (acumulando una seguidilla de cinco partidos sin ganar que costó el cese de José Luis Trejo), Eduardo Herrera, referente ofensivo de los universitarios, consideró que no será una revancha vencer a los rojiblancos esta tarde, al contrario; los de azul y oro quieren imponer condiciones en el Omnilife para no perder de vista la cima de la clasificación general.

"No sería revancha ganarles en su casa (a Chivas), pero sí queremos estar bien, conseguir un triunfo para seguir sumando. Solo pensamos en lograr una victoria, en darle una alegría a nuestra afición, más allá de romper las rachas negativas que tenemos contra ellos. Tenemos la obligación de ganar, eso sí, por las aspiraciones que ahora tenemos y porque queremos luchar por el campeonato".

Sobre los cuatro refuerzos que llegaron a Pumas para este torneo, Eduardo Herrera comentó que de Silvio Torales y Gerardo Alcoba, quienes ya tuvieron actividad en el primer equipo, logró apreciar compromiso y determinación a la hora de enfundarse con los colores de Universidad; el atacante aseguró que con todos los de nuevo ingreso, incluidos Jonathan Ramis y Yosgart Gutiérrez, aún sin debutar, se armó un grupo competitivo y que ahora Guillermo Vázquez, su entrenador, tiene más de una variante en todas sus líneas.

"Los refuerzos se han ido acoplando a la idea de lo que quiere Memo. Silvio (Torales) y Gerardo (Alcoba) ya tuvieron actividad y estoy seguro de que se vieron bien con lo que nos mostraron; el equipo está más completo con ellos y generan competitividad, además de aumentar el nivel colectivo. Los canteranos que también subieron al primer equipo han estado muy bien, muy acoplados a nosotros".

AHORA, MÁS HAMBRE

Pumas empató en su debut en el Clausura 2015, ante Querétaro, por marcador de 1-1. El cuadro de Memo Vázquez mostró una versión ofensiva en el segundo tiempo de aquel encuentro, pero una deuda de entrega quedó en el vestidor de auriazul, y es que saben que pudieron haberse quedado con los tres puntos en el Olímpico Universitario; ahora, y contra Chivas como sinodal, quieren erradicar conformidades e irse al frente desde los primeros instantes del juego, para mostrar que la victoria es posible en cancha ajena.

"No nos fuimos satisfechos por el empate del primer partido. A mi parecer, pudimos haber hecho más; por ahí dejamos de tener intensidad contra Querétaro, pero todavía tenemos tiempo para revertir este escenario. En casa dejamos ir dos puntos y eso nos obliga a ganar a toda costa en Guadalajara, contra Chivas, para compensar lo que obtuvimos en el primer juego".