Guantes extranjeros para el Apertura 2016

Para el Apertura 2016, 11 de los 18 equipos de Primera División contarán con los servicios de porteros extranjeros; la ‘invasión’ de foráneos en este sitio ha rezagado el surgimiento de nuevos prospectos nacionales

Barovero, Alexander Domínguez y Gallese
Barovero, Alexander Domínguez y Gallese (Imago7 / Mexsport)

Ciudad de México

La globalización llegó a la portería de la Liga Mx. Para el Torneo Apertura 2016, 11 de los 18 equipos del máximo circuito contarán ahora con los servicios de un arquero foráneo; la mayoría serán titulares. De los siete escuadrones restantes, apenas tres tienen a un guardameta mexicano joven, que no rebase los 30 años, y con proyección hacia el futuro; el resto, cancerberos de amplio recorrido. Óscar Pérez, vigente campeón, con 43 primaveras, el mejor ejemplo de ello.

La paulatina 'invasión' de porteros extranjeros ha tenido consecuencias inmediatas. La presencia de foráneos ha rezagado el proceso de consolidación de jóvenes prospectos en el arco, como recambio de la meta nacional, así como también ha exiliado a unos cuantos más, a guardametas que antes vivieron la plenitud en Primera División y que ahora se conforman con militar en el Ascenso Mx u otras categorías.

"Se han dado muchas facilidades para que esto ocurra. Antes era una posición que no se tocaba, en la que solo mexicanos disputábamos la titularidad como porteros. Como futbolista, por así decirlo, afectado por esto, te duele estar marginado y que en Primera División ni siquiera te tomen en cuenta. Ahora son los extranjeros los que llevan ventaja", sentenció Armando Navarrete, ahora portero de Zacatepec y que estuvo presente en el pasado Régimen de Transferencias para conseguir equipo.

La portería, en el pasado, fue a lo largo de varios años en el futbol nacional una posición intocable. Aquí, eran escasas las oportunidades para que los extranjeros sobresalieran, todo estaba ocupado por el producto nacional; parecía imposible que se pensara en la contratación de algún foráneo. Hoy, la realidad es muy diferente y las jóvenes promesas bajo los tres palos se hacen viejas como suplentes, a la espera de su oportunidad. Los de amplio recorrido se han rezagado.

"En el Ascenso hay porteros mexicanos con mucho talento, gente que se hizo de un nombre y que con el paso de los años se ha visto excluido. Uno, que está ahí, que lo vive y hasta lo sufre, daría lo que fuera por volver a Primera División, por tener la oportunidad que los extranjeros tienen. Nos han desplazado. A mí, si me preguntas, me voy a cualquiera equipo de Primera y hasta gratis", se confiesa Navarrete.

Desde hace algunos torneos, la presencia de arqueros de estilo espectacular, como Tiago Volpi, en Querétaro, Nahuel Guzmán con Tigres, y Agustín Marchesín, en Santos, así como sus notables actuaciones en la meta, abrió el panorama y lanzó los reflectores hacia el exterior, ante la falta de más opciones. De ahí, la llegada de otros tantos, Ustari con el Atlas y Campestrini con Puebla. Ya estaban instalados William Yarbrough en León y Federico Vilar, que ahora milita con Tijuana.

Para el Apertura 2016, con las facilidades de la nueva regla 10/8, un par más de directivas se animaron para concretar el pase de cancerberos del exterior. Para reforzar el arco de Veracruz llegó Pedro Gallese, quien arriba del Juan Aurich de Perú, su país; en semanas recientes tuvo actividad con el representativo rojiblanco en la Copa América, donde el torneo lo eligió como el mejor jugador ante Brasil, en fase de grupos.

Monterrey, pese a tener en sus fila a Jonathan Orozco, apostó por otro arquero pero de pasaporte foráneo. Directo y sin escalas de Ecuador, Alexander Domínguez, quien militaba en Liga de Quito hasta hace unas semanas, ahora competirá por el puesto titular de Rayados: "Me ilusionó la posibilidad de venir al futbol mexicano y cuando estuvo la oferta no lo pensé; estar acá es un sueño hecho realidad", comentó a su llegada a Nuevo León.

También Mauricio Viana, brasileño de naturalización chilena, proveniente de Santiago Wanderers, competirá palmo a palmo con Óscar Jiménez, que al parecer saldrá de Jaguares de Chiapas. Viana Caamaño desarrolló toda su trayectoria en el actual país bicampeón de la Copa América, donde incluso ha sido considerado para su representativo, pero la insistencia del cuadro de Saturnino Cardozo le hizo dar un vuelco en su presente. Cambió el ser figura por el atractivo que genera el balompié nacional.

El grupo lo completa Marcelo Barovero, quien se hará cargo de la puerta del recién ascendido Necaxa. Una de las prioridades de la dirigencia y cuerpo técnico fue conseguir a un portero más sobrio que Yosgart Gutiérrez, que semanas antes logró el retorno a la Primera División. Poca confianza pese a la experiencia de distintos arqueros mexicanos.

La realizad de este fenómeno migrante va en ascenso, y de acuerdo con futbolistas que disputaron un puesto en este sitio parece que no va a detenerse. El guardameta extranjero genera un plus extra, brinda seguridad, aún sin conocer sus condiciones: "No sé cuál sea el objetivo de las distintas directivas que apuestan por esto, pero me parece que calidad local nunca ha faltado. Desde que yo jugaba, la Liga siempre se ha caracterizado por tener buenos porteros", comentó Adolfo Ríos, ex cancerbero de Pumas y América.

El finiquito de este suceso puede repercutir incluso a nivel de la selección. El relevo en el representativo podría verse afectado por el sobrecupo de foráneos. Aunque se sabe quién podría ser el arquero de Rusia 2018, difícilmente, el de Qatar 2022. No hay un proyecto a futuro.