Mi hija no insultó a la afición: 'El Piojo' Herrera

El director técnico de la selección mexicana de futbol afirmó que el Tri demostrará que está "sólido" en el partido de hoy frente a Portugal.

Miguel Herrera, director técnico de la selección mexicana.
Miguel Herrera, director técnico de la selección mexicana. (Cuartoscuro)

Ciudad de México

Miguel Herrera dijo que su hija Mishelle, de 19 años, no insultó a la afición en las redes sociales y que el comentario que escribió en Twitter fue para defenderse de cuatro o cinco personas que la molestaron.

El director técnico de la selección mexicana reprochó que "satanizaron" a su hija, quien llamó "estúpidos" a quienes lanzaron críticas en las redes sociales por el resultado del partido entre México y Bosnia.

"Son cuatro o cinco gentes que le faltaron al respeto y ella se refería a esa gente, no a toda a la afición.

"Le dije que tenía que hacer un poquito de estómago, no leer esto y bloquear a esa gente", dijo 'El Piojo' Herrera en entrevista con Ciro Gómez Leyva en Radio Fórmula.

"Ya platicamos y (Mishelle) tendrá que hacer estómago para superar estas cosas".

Consideró que las redes sociales no son para los personajes del ámbito deportivo, sino para "informadores, la gente del gobierno o los artistas".

"Para los deportistas o los directores técnicos, habrá equipos a los que la gente no les vaya y la gente las usa (las redes sociales) para insultarte", afirmó.

Respecto al partido de hoy contra Portugal, el último de preparación antes de que inicie la Copa del Mundo Brasil 2014, Miguel Herrara aseguró que el Tri demostrará que está "sólido" para "hacer cosas importantes".

"El equipo está confiado, fuerte, veo confiados a los muchachos", señaló.

Reconoció que el partido de hoy es importante "para reforzar la creencia de la gente en nosotros".

Reiteró el compromiso que hizo frente al presidente Enrique Peña Nieto, de que México juagará al menos cinco partidos en este Mundial.

La selección mexicana disputará hoy su último partido de preparación antes que inicie el Mundial cuando se enfrente a Portugal en el Gillette Stadium en Foxborough, Massachusetts.