Los mil retiros del 'Cuau'

La carrera del “10” más popular del futbol mexicano ha llegado a su fin tras varios amagues durante los últimos años.

Cuauhtémoc Blanco, cerca del retiro
Cuauhtémoc Blanco, cerca del retiro (Santiago Chaparro )

CIUDAD DE MÉXICO

Uno de los últimos ídolos que ha dado el futbol mexicano pisará por última vez el terreno de juego y después de una gran serie de intentos por desprenderse del balompié, tanto en Selección Nacional, como a nivel club, Cuauhtémoc Blanco brindará hoy la última cátedra ante Chivas, con su característica esencia: la del barrio.

Alrededor del retiro del "10" más aclamado del balompié nacional en los últimos años se fueron generando diversos rumores en los que daban por hecho el fin de la carrera futbolística del 'Temo'.

Luego de enfocar su atención a la política, hoy ante las "Chivas Rayadas" del Guadalajara, en la final de la Copa MX, el tres veces mundialista dirá adiós en forma definitiva, pero para que esto sucediera, Blanco tuvo que atravesar por toda una odisea.

Desde 2011 Cuauhtémoc había anunciado que se retiraría de las canchas, una vez, que ascendiera con el Irapuato, escuadra en la que se encontraba en aquel entonces, en la División de Ascenso, hecho que no se concretó.

Tras dicha intentona, el "Cuau" aseguró a su representante, José Manuel Sanz, que jugaría durante todo 2012, por lo que éste último anunció en su momento que la MLS se interesaba en tener al crack de Tepito una vez más en sus filas.

Tras mantenerse solo en un rumor, la insistencia de Blanco por retirarse en el equipo de sus amores, las "Águilas" del América, comenzaba a notarse como una seria posibilidad, pero al no llegar a un acuerdo con Ricardo Peláez, actual Presidente Deportivo del club de Coapa, el 'Temo' firmó con los Dorados de Sinaloa.

"Yo quería retirarme en el América, y siempre lo había manifestado, lamentablemente está Ricardo Peláez, y no puedo entrar ahí, piensa que le voy a quitar el espectáculo, y él lo sabe, entrando yo, yo creo que se le acaba su reinado", comentó Blanco recientemente a una estación de radio.

Después de aquella negativa azulcrema, Cuauhtémoc declaró, a finales del 2012, en el 15 aniversario del Chicago Fire, escuadra con la que militó en 2008, que jugaría un año más, y, finalmente, pondría fin a su carrera futbolística, hecho que tampoco ocurriría.

Durante el 2013, y jugando en los Dorados, obtuvo el título de la Copa MX, campeonato que pudo impulsarlo a regresar a la Primera División, y logro que lo motivó para pensar que era tiempo de darle oportunidad a los jóvenes, lo que lo llevó a anunciar una nueva fecha de retiro: junio del 2014.

Como era de suponerse, Blanco no se retiró, y a principios de 2014 pasó a Lobos BUAP, posteriormente, en mayo del mismo año, con 41 años de edad regresó a la Primera División, con el equipo del Puebla, y no había señal de su retiro.

El 2015 ha sido un año movido para el jugador, ya que tras convertirse en candidato a la presidencia municipal de Cuernavaca, prácticamente, vio forzado y adelantado su retiro del futbol mexicano.

El fin de semana los de la Franja cayeron 1-0 con el Atlas, siendo ese, el último juego de Blanco en Primera División, y a pesar de que su equipo, tiene 3 fechas por disputar, y está hundido en la tabla porcentual, el Cua, pondrá fin a 23 años de carrera en el futbol profesional, en los que logró 2 Concachampions, (1992 y 2006), el Clausura 2010, el Campeón de Campeones, ambos en 2005 con las Águilas; la Copa MX 2012 con los Dorados de Sinaloa; la Copa Oro con el Tricolor, (1996 y 1998) y la Copa Confederaciones en 1999.

El adiós a la selección mexicana

Con la frase "quiero abrir paso a las nuevas generaciones", Cuauhtémoc Blanco, anunció en septiembre de 2008 su retito de la selección nacional, esto cuando el Tri era dirigido por el sueco Sven-Göran Eriksson, quien fue sustituido por Javier Aguirre.

El timonel mexicano llevó a Blanco a su tercer mundial, Sudáfrica 2010, con lo que se cerró el ciclo del 'Temo' como seleccionado nacional. Su última aparición con el Tricolor fue en su partido de homenaje en la cancha del Estadio Azteca, antes de que México partiera al Mundial de Brasil.