El polémico árbitro mexicano

El árbitro mexicano anunció su retiro del arbitraje pero deja momentos inolvidables dentro de su carrera; el colegiado pretendería incursionar como director técnico

Ciudad de México

Marco Rodríguez dice hoy adiós a las canchas y te hacemos un recuento de la amplia carrera de uno de los árbitros más polémicos del futbol nacional.

Inició en las canchas en 1997, ha pitado 501 partidos dentro del balompié mexicano, entre liga, copa y primera división A. También ha dirigido en torneos internacionales como la Liga de Campeones de la CONCACAF, Copa Libertadores y Copa Sudamericana.

Obtuvo su gafete internacional en 1999, comenzó con el partido Paraguay vs Guatemala. En sus cuarenta años de trayectoría pitó en tres mundiales Alemania 2006, Sudáfrica 2010 y Brasil 2014, acumulando siete partidos dirigidos en total; destacan dos semifinales en 2006 Alemania vs Italia y en 2014 Brasil vs Alemania.

Su carácter siempre dio de que hablar

Marco será recordado por la forma en que encaraba a los futbolistas, y en algunas ocasiones sus ansias de protagonismo dentro del terreno de juego que lo llevó a ser sancionado por la Federación Mexicana de Futbol.

Entre los momentos más memorables de la carrera del árbitro está la ocasión en que mostró dos tarjetas simultáneamente en la final que disputaron Tigres y Santos en el Apertura 2011, este hecho le valió una sanción.

Otra ocasión, al pitar la final Toluca vs Monterrey en 2005, fue tachado de "ladrón, ratero..." por Luis Miguel Salvador, presidente deportivo de los rayados.

Se encargó de mostrar la tarjeta más rápida en la Copa Libertadores a tan solo 27 segundos de iniciado el encuentro entre Atlético Nacional y Nacional de Montevideo.

En el más reciente Mundial no se quedó atrás, al no percatarse de la mordida que Luis Suárez le hizo a Giorgio Chiellini.

Hace poco se graduó de la Escuela Nacional de Directores Técnicos (Endit), por lo que todo parece indicar que ahí se encuentran los siguientes pasos del árbitro mexicano.