Luis Fernando Suárez, el ilusionista

El estratega colombiano no sumó ningún punto con Dorados en este Clausura 2016, su participación en Mundiales y Juegos Olímpicos no ayudó en su estancia con el conjunto de Culiacán


Luis Fernando Suárez en el banquillo de Dorados
Luis Fernando Suárez en el banquillo de Dorados (Mexsport)

Ciudad de México

Luis Fernando Suárez, estratega mundialista y olímpico, se había convertido en una ilusión para salvar a Dorados del descenso y también alejarlos de los últimos lugares de la tabla porcentual, su cartera con selecciones nacionales en Copas del Mundo lo respaldaban para ser el salvador del 'Gran Pez'.

Su experiencia era atractiva para el conjunto de Sinaloa. Suárez logró clasificar a la Selección de Ecuador al Mundial de Alemania 2006, siendo la segunda justa mundialista consecutiva que llegaban los sudamericanos, además los llevó por primera vez en su historia a los octavos de final.

Una segunda oportunidad llegó para Brasil 2014 pero con el selectivo de Honduras. Era la primera vez que entraba en un hexagonal final de Concacaf; el 'Cebolla' tuvo contrastes en aquella eliminatoria, pero tras lograr el segundo 'Aztecazo' ante México, quienes vencieron 2-1 al Tri, el boleto para el certamen mundialista estaba asegurado, logrando colarse en tercer lugar, convirtiéndose en la segunda justa mundialista de Luis Fernando.

Honduras quedó fuera del campeonato de Brasil en la fase de grupos, tras quedar en la cuarta posición sin ningún triunfo. También dirigió al equipo en los Juegos Olímpicos de Londres 2012.

Al quedar fuera del selectivo hondureño, el oriundo de Medellín tuvo un paso gris en el balompié de Perú, con la escuadra de Universitario de Deportes, donde fue cesado luego de no alcanzar los resultados esperados por los directivos.

Su llegada a Dorados el pasado mes de octubre pintaba como la solución adecuada para los sinaloenses, equipo que tenía como objetivo principal su permanencia en el máximo circuito del futbol mexicano.

Tomó al equipo de Culiacán en la Jornada 12 del Apertura 2015. En sus tres primeros partidos consiguieron sumar tres puntos tras empatar sin goles con Veracruz y Tigres en casa, y con Cruz Azul en el estadio de la 'Máquina' (1-1). Los siguientes resultados no fueron favorables, a pesar de ganarle a Chivas, rival directo por la permanencia, tuvo dos descalabros ante Morelia y León, quedando en el último lugar de la tabla general.

La ilusión se desvanecía para el Clausura 2016, aunque se contaba con una pequeña esperanza de levantarlos, los resultados negativos del inicio de este torneo apuntaron a su salida, dejando su imagen como un ilusionista, que llegó con cartera grande por las participaciones internacionales a las que asistió, pero que no pudo revivir a un equipo que día con día parece despedirse de la Liga MX.