Los descensos evadidos en la mesa del futbol mexicano

Varios equipos han descendido al final del año futbolístico, pero no todos han jugado en la división de plata gracias a que compran otra franquicia 

CIUDAD DE MÉXICO

A pesar de que Justino Compeán, Presidente de la Federación Mexicana de Futbol, mencionó que los ascensos y descensos se juegan en la cancha, esto contradice a la historia del futbol mexicano, donde hay varios casos donde estos premios y castigos deportivos han sido 'ganados o perdidos en la mesa'. Aquí recordamos algunos:

1. La promoción que salvó al Atlante

En el Verano del 2001 los Potros quedaron en el último lugar de la tabla porcentual por lo que estaban destinados a descender, sin embargo existía la regla de la promoción (una llave que enfrentaba al último lugar de la Primera División y al campeón de la Primera División 'A') lo que les permitió jugar en contra del monarca de la Primera 'A', el Veracruz. 

La escuadra azulgrana venció a los escualos por marcador de 4-1 global y esto aseguraba su permanencia en el máximo circuito, siempre y cuando pagarán, adicionalmente, cinco millones de dólares a la Federación.

Atlante no pagaría en tiempo y forma esa cantidad y siguió jugando en la máxima categoría del balompié azteca. El pago fue años después, se especula, cuando la FMF compra el Centro de Alto Rendimiento a Alejandro Burillo (directivo azulgrana) en una cantidad cercana a los 40 millones de dólares, que al final serían 35 millones. 

2. Puebla se mantiene en Primera con base a 'billetazos'

El conjunto camotero perdió deportivamente la categoría en 1999, año en donde Unión de Curtidores se coronó campeón de la Primera División 'A' en México.

Pero estos hechos solo se mantuvieron unas semanas, ya que los dueños de la escuadra poblana compraron a la franquicia recién ascendida para mantenerse en el máximo circuito y así no visitar la segunda división mexicana.

3. Santos aprovecha un hueco en el reglamento de la FMF

La escuadra de la Comarca Lagunera tuvo una buena campaña para salvarse del descenso en 2007, pero en gran medida fue a que la Federación le quitó tres puntos a Gallos por la regla de menores que en aquel entonces se aplicaba.

Al final, las tres unidades que le quitaron a la escuadra queretana fueron la diferencia para que los Guerreros se quedaran en el máximo circuito.

4. Gallos compra a Jaguares y evade descenso

Hace apenas un año que un descenso fue evadido en la mesa en el balompié mexicano. Querétaro terminó con el promedio más bajo en el año futbolísitico anterior, pero apenas un par de semanas después de que se confirmó su pérdida de categoría, la escuadra emplumada compró a Jaguares lo que hizo que los queretanos se quedaran en el máximo circuito.

5. Querétaro, ¿salvavidas para Atlas, Atlante o Veracruz?

La posible desafiliación de Gallos, por los delitos que enfrenta su dueño Amado Yáñez, podían ser un 'salvavidas' para Potros, Zorros y Tiburones, ya que si la desafiliación de Querétaro se da y la Federación decide que no haya descenso deportivo, estas tres escuadras mantendrán la categoría.

Adicionalmente, si Atlante desciende al final de este troneo, podría salvarse gracias a una queja que interpuso debido a la compra del Atlas por el grupo que representa Televisión Azteca, esto ya que los dirigentes de los Potros acusan que no fue con los requerimientos adecuados.