El epicentro del descenso

Los equipos del estado de Jalisco se han convertido en constantes involucrados en la quema porcentual en los últimos cinco años; acumulan dos descensos en ese lapso: Tecos y UdeG.


 Leones Negros, desciende, a pesar de conseguir en la última fecha un triunfo ante Cruz Azul.
Leones Negros, desciende, a pesar de conseguir en la última fecha un triunfo ante Cruz Azul. (Mexsport)

Ciudad de México

De Guadalajara a Zapopan. Los equipos que residen en el estado de Jalisco han pasado cinco años más cerca de las sombras que de la luz en este lapso. No solo Leones Negros que firmó su pasaporte a la división de Ascenso el pasado sábado, además, en ese lustro las otras franquicias que tienen o tuvieron un paso en Primera División fueron aquejadas por la quema porcentual.

Los resultados adversos aquejaron a los clubes jaliscienses desde el 2011. En ese par de torneos, Atlas comenzaba con su crisis económico-deportiva y al término de esos certámenes, acabó con el cuarto peor porcentaje, en un ciclo que concluyó con el descenso del Necaxa.

"Sin los jugadores, a lo mejor la franquicia costaría 5 mdd” ALBERTO CASTELLANO, vicepresidente de UdeG


El 2012, la crisis de los equipos de Jalisco continuó. La problemática de los rojinegros comenzó a tomar tintes críticos, donde peleó palmo a palmo con su vecino Estudiantes Tecos. Para infortunio de estos últimos, el abismo de la tabla de cocientes devoró a estos últimos y terminaron por ser los nuevos inquilinos del Ascenso MX.

Las caras largas se hicieron presentes en los integrantes del cuadro de Zapopan. “Muchos tuvieron que ver con este descenso. Todos los entrenadores que estuvieron también tuvieron algo que ver, así como yo también soy una parte responsable; creo que todos los que estuvieron afectaron en algo”, confesó, visiblemente triste, el entonces director deportivo de los zapopanos, Carlos Briones. Llegó 2013 y las situaciones no cambiaron mucho.

"Pudimos ganar cuando nos dejaron hacerlo, con nuestros defectos” ALFONSO SOSA, técnico de Leones Negros


Mientras Tecos disputaba su primer torneo en la división de plata del futbol azteca, Atlas luchaba nuevamente por la permanencia. Lo logró, gracias y en parte, a la buena mano de Tomás Boy en el banquillo. Atlas, concluiría, nuevamente, con el cuarto peor porcentaje, pero con la salvación en el bolsillo en el año futbolísitico donde descendió administrativamente Querétaro.

En 2014 se mantuvo el drama en el cuadro de Colomos. La crisis repuntó y aunque se volvieron a mantener en el máximo circuito, terminaron dicho año en el antepenúltimo escalón porcentual.

Pero mientras terminaba el Clausura 2014 y el cuadro atilsta se aseguraba jugar otro año en Primera, sucedían otros cambios en el futbol mexicano y en especial en el futbol de Jalisco: Chivas se metía en problemas en la tabla de cocientes debido a malos resultados, Leones Negros ascendía a la división de honor y Estudiantes Tecos desapareció del Ascenso, sin importar que fuera el subcampeón de dicha división.

El 2015, fue igual de turbulento pero, paradójicamente, no para Atlas. Tras la salvación de los Zorros, Guadalajara y UdeG lucharon hombro con hombro por mantener la categoría, junto con Puebla y Veracruz. Tras dos torneos llenos de nervio el Rebaño y los escualos se salvarían en primera instancia, después, en el último aliento, los camoteros se aferraron a la división de honor, lo cual terminó por condenar a los melenudos a volver a la Segunda División mexicana.

“Es lo peor que puede vivir un entrenador, una directiva y la afición de un equipo. Los jugadores hicieron un esfuerzo muy grande y no alcanzó”, explicó el técnico Alfonso Sosa, tras el descenso de Leones Negros. Así, el futbol de Jalisco tuvo un lustro ligado íntimamente con la quema porcentual.  

35 Puntos de 102 posibles, los que consiguieron los Leones Negros de la UdeG en el año futbolístico.

EL DATO: En los últimos ocho años,por lo menos un equipo de Jaliscoha estado en los últimoscuatro lugares de la tabla deporcentajes.