Seis años de prisión para violentos en estadios del DF

El próximo jueves, en la ALDF, el diputado Santiago Taboada presentará una iniciativa con el fin de recrudecer las penas para los rijosos en los estadios capitalinos

Un altercado con aficionados de Pumas en el Olímpico Universitario del Distrito Federal
Un altercado con aficionados de Pumas en el Olímpico Universitario del Distrito Federal (Archivo / Mexsport)

Ciudad de México

Los hechos violentos suscitados en el Estadio Jalisco, el sábado 22 de marzo, encendieron los focos de alerta en otros estados del país que ya han comenzado a buscar soluciones para prevenir y erradicar este tipo de capítulos; el Distrito Federal es ejemplo de lo anterior.

El próximo jueves, en la Asamblea Legislativa capitalina, el diputado Santiago Taboada, presidente de la Comisión de Seguridad Pública, presentará una iniciativa que propondrá recrudecer las penas para aquellos aficionados, o integrantes de una barra, quienes agredan a otro fanático o autoridad, en el marco de un espectáculo deportivo.

En entrevista con La Afición, Taboada informó que su iniciativa contemplará penas mínimas de seis años de prisión para aquellos que cometan un acto violento en un estadio del Distrito Federal.

"Estoy proponiendo aumentar todas las penas. Casi todas las penas con respecto a violencia en espectáculos públicos deportivos únicamente son administrativas, y mi planteamiento es que sean ya sanciones penales, sanciones que no alcancen fianza en caso de que se agreda a un policía o a otro aficionado, y la pena se agravará en el caso de que sean cometidas por estos grupos de animación, llamados barras", dijo.

Y agregó: "para que no alcancen fianza, la pena deberá ser aproximadamente de doce años para que la media sea seis y no alcance este beneficio legal, porque si la pena es menor a eso, pueden alcanzar fianza".

El presidente de la Comisión de Seguridad Pública explicó que, en su gran mayoría, los aficionados que cometen actos violentos en los estadios capitalinos son reincidentes, de ahí que se buscará sancionar con algo más que una multa económica.

"La ley de estadios únicamente presenta sanciones administrativas, nosotros lo que estamos haciendo es hacer planteamientos penales con penas privativas de la libertad porque casi todos estos pseudoaficionados son reincidentes, cometen delitos o agreden y con fianzas, que hasta muchas veces son subsidiadas por los clubes de futbol, alcanzan esta libertad y vuelven a delinquir", aseguró.

Taboada pidió la colaboración de la Federación Mexicana de Futbol y de los clubes capitalinos para que su iniciativa pueda concretarse: "necesitamos también que las autoridades, como la FMF y los clubes, se involucren porque nosotros podemos hacer los mejores códigos o las mejores leyes, pero si no tenemos apoyo y ellos siguen fomentando ese tipo de grupos, a través de financiarlos, de darles las entradas, no se podrá".

El diputado panista aclaró que su iniciativa no llevará como destinatario a los grupos de animación; "estamos alejando el espíritu de la ley y lo que queremos es que alejen los violentos, no estos grupos de animación; hay muchos que llevan años sin que exista un problema con ellos, el asunto radica en estas barras que algunas de ellas lo único que están buscando es un momento para enfrentarse con la autoridad o, inclusive, con ellos mismos", concluyó.

Será este jueves cuando Santiago Taboada presentará en el pleno su iniciativa y, según sus cálculos, entre mayo y junio, de aprobarse, se concretaría el dictamen para echar a andar estas disposiciones en el Distrito Federal.