Leones salió más bravo

Este domingo ante los Bravos de Juárez, los melenudos consiguieron su segundo triunfo del torneo en el Estadio Jalisco

La Universidad de Guadalajara camina bien en el Estadio Jalisco
La Universidad de Guadalajara camina bien en el Estadio Jalisco (Especial)

Guadalajara

La Universidad de Guadalajara camina bien en el Estadio Jalisco. Este domingo ante los Bravos de Juárez, los Leones Negros consiguieron su segundo triunfo del torneo gracias a un zapatazo de Jorge Mora que se le escapó al experimentado cancerbero Cirilo Saucedo.

Aún dolidos por la derrota que sufrieron a media semana ante Coras de Tepic, Leones arrancó el juego contra Juárez con la intención de ser ellos quienes marcaran el ritmo del encuentro. Luego de minutos de pelea en mediocampo, los melenudos lograron su objetivo encaminados por la calidad individual de Jorge Mora.

Después de ser una amenaza constate en los linderos del área, el ‘Gordo’ prendió la pelota cerca de la media luna y su esférico infló las redes al 11’ en complicidad con Cirilo Saucedo. El cancerbero había llegado a tiempo para tapar la pelota en la base del palo izquierdo, sin embargo la redonda terminó por colarse entre sus piernas.

Se cumplió la primera media de juego y fue ahí cuando los dirigidos por Joel Sánchez se quedaron a nada de ampliar su ventaja en el marcador. El zaguero Arturo Ortiz recibió una pelota retrasada en el área y sin pensarlo mucho la prendió para estrellarla en el travesaño. El poste ya era factor en el encuentro.

Antes de irse al descanso Eder Borelli tuvo la más clara para Juárez al rematar de cabeza en un tiro de esquina, pero ahora el marco salvó a la UdeG y los de la Universidad se fueron en ventaja a los vestidores.

Ya en la complementaria Ismael Valadez fue quien tuvo en sus pies la posibilidad de sentenciar el encuentro, pero en un par de minutos falló dos veces frente al marco. Su primera oportunidad llegó al 67’ cuando recibió la pelota dentro del área y disparó sin puntería. Sólo un minuto después, el ariete melenudo volvió a encontrarse la redonda frente a Saucedo y esta vez fue el guardameta quien atajó para salvar a Bravos.

Luego de que no pudiera mandarla al fondo, Ismael Valadez terminó por salir del encuentro entre abucheos. Quien tomó su lugar fue José Damián.

El juego se hizo viejo y Bravos no encontró la manera para hacerle daño a los locales. Con muy poco futbol y muy poca idea, los dirigidos por Miguel Fuetes terminaron por caer en la cancha del Estadio Jalisco ante poco más de seis mil aficionados.


MC