Se acabó... por ahora. Leones Negros es eliminado por Alebrijes

El cuadro de Alfonso Sosa tendrá que esperar al campeón de este certamen para buscar el ascenso.

UdeG metió tenía el balón pero carecía de profundidad a partir de tres cuartos de cancha.
UdeG metió tenía el balón pero carecía de profundidad a partir de tres cuartos de cancha. (Alejandro Acosta)

Guadalajara

Pudo más el colmillo y experiencia oaxaqueña que las ganas universitarias. Leones Negros no pudo levantarse del 1-3 que se trajo de Oaxaca. Quedó eliminado del Torneo Clausura 2014 al conseguir la tarde de este sábado en el Estadio Jalisco una victoria por la mínima diferencia ante Alebrijes. El cuadro de Alfonso Sosa tendrá que esperar al campeón de este certamen para buscar el ascenso.


UdeG fue amplio dominador en el duelo de vuelta, pero pesaron los dos tantos de desventaja que les propinaron en el Benito Juárez. Opciones crearon pero fallaron ante el arco rival. El cuadro oaxaqueño, lleno de colmillo al matar el tiempo desde el minuto 1, ya se encuentra instalado en las semifinales de la división de ascenso.


No había mañana. Con la necesidad de ganar con dos goles de ventaja, los melenudos saltaron al campo a asfixiar a su rival. El cuadro universitario le dio buena circulación al esférico y por varios minutos metió a los oaxaqueños en su terruño.


En cambio, la respuesta de los Alebrijes se fincaba en matar tiempo en cada despeje del arquero o falta a favor.  Los oaxaqueños eran complacidos por el silbante. Pero la presión universitaria surtió efecto de inmediato. Efrén Mendoza recogió con una barrida un esférico en medio campo, enfiló a toda velocidad al arco enemigo y en los linderos del área envió un servicio templado que encontró el certero cabezazo de Édgar Hernández a segundo poste. El Jalisco explotó. 1-0 para los locales.


Contrario a lo esperado, el tanto en contra fortaleció al grupo de Ricardo Rayas. Los visitantes mostraron personalidad y experiencia. Comenzaron a adueñarse del balón y marcaron el ritmo del encuentro.


Los Alebrijes crearon opciones para liquidar la serie, pero primero un error de Santoya y luego una gran acción de Humberto Hernández en mano a mano mantenían con vida a los melenudos.


El dominio oaxaqueño era claro. Los últimos 25 minutos se jugaron en cancha de los pupilos de Poncho Sosa quienes fueron perdiendo gas y presencia. Cerca del descanso Diego Martínez perdonó a Leones al errar frente al Gansito y arco abierto.


Las posturas de ambos cuadros fueron claras en el complemento: Leones Negros se abalanzó con todo en busca del gol que los llevara a semifinales, y Alebrijes trató de matar el tiempo en cada acción. Incluso en varias ocasiones el carrito de los lesionados ingresó al campo ante las constantes ‘lesiones’ de los oaxaqueños.


UdeG metió tenía el balón pero carecía de profundidad a partir de tres cuartos de cancha. Eran dueños de la tenencia pero todo se complicaba cuando se acercaban a la portería visitante. El equipo oaxaqueño estaba bien parado atrás. No regalaba ningún palmo de terreno y dejaba solo a Danny Santoya al frente.


Con el paso de los minutos Alfonso Sosa fue arriesgando con sus modificaciones. El recién ingresado Óscar Vera se perdió la opción más clara al 66 de tiempo corrido. Efrén Mendoza probó desde las afueras del área de pierna zurda, Sergio Arias escupió la pelota, y con la cabaña abierta, el Feo no tuvo control  y su remate lo envió por la borda.



Con toda la carne en el asador y con más ambición que futbol, Leones Negros jugó los últimos minutos en la cancha oaxaqueña. Pero los locales no lograban abrir una zaga colmilluda y bien  parada.


Con el grito de ‘si se puede, si se puede’, los melenudos intentaron conseguir el segundo gol hasta con la presencia del Gansito Hernández. Ya cuando agonizaba el encuentro el grito de gol quedó atorado en las gargantas de los presentes.


Precedido de un centro desde el corredor de la derecha, el balón quedó muerto en el corazón del área donde apareció el zaguero universitario Miguel Basulto para estrellar la esférica en el travesaño.  No hubo para más. Leones tendrá que esperar para lograr el ascenso.