El día que ‘Kalimán’ Guzmán se ganó la titularidad

Con una sonrisa que parecía transportarlo a los 19 años de gloria futbolística que vivió con Cruz Azul, y una amabilidad excelsa, así se le veía a Javier Guzmán, el famoso Kalimán ya en su época de ex futbolista

Fans de Cruz Azul, durante la invasión de cancha en la Liguilla del Apertura 2013
Cruz Azul (Mexsport)

Ciudad de México

El ex defensor solía tener humor para cualquier situación. Las malas experiencias que vivió, como fueron las enfermedades, las enfrentó como lo hacía en el campo con sus rivales: con fortaleza y seguridad.

El Kalimán Guzmán fue una persona alegre, cariñosa con los suyos, y cien por ciento profesional en su carrera, siempre entregado a La Máquina.

"Lo único que puedo decir, y más con todo lo que me ha pasado, es que doy gracias por haber estado en Cruz Azul, una institución seria al cien por ciento, se me dio la oportunidad de jugar y trabajar ahí, y les agradeceré siempre ese respaldo que han tenido conmigo", comentó en una entrevista que otorgó en su casa, ubicada en el Estado de México.

Desde los 16 años que llegó al conjunto cementero, procedente de Veracruz, demostró que pisaba otro terreno para triunfar. Desde que se adueñó de la titularidad, se volvió inamovible en el conjunto.

Jorge Marik era el entrenador en ese tiempo y le dio confianza total. En la campaña 67-68, Cruz Azul decidió contratar a Jesús del Muro y ya estaba Gustavo Peña; entonces, Guillermo Álvarez Macías le dijo que no tendría mucha oportunidad de jugar, por lo que se fue un año a préstamo con Pumas; le fue tan bien que en el cuadro auriazul que ya no lo querían regresar a los celestes. Al final lo hicieron.

Después de eso, llegó el momento importante para La Máquina, los años de triunfos.

"A mi regreso, quedamos campeones, campeón de campeones, y luego se viene el Mundial del 70. Raúl Cárdenas era nuestro entrenador, y es llamado para la selección mexicana, así que nos llama a cinco de Cruz Azul. Ese participación fue inolvidable, porque el estar con una selección es lo máximo a lo que aspira un futbolista y en aquellos años muy pocos lo lograban", dijo alguna vez el Kali.

Luego de la Copa del Mundo llegó el tricampeonato y se ganó cinco veces lo que ahora es el torneo de Concacaf.