Juárez, con medio boleto a Primera División

Los Bravos se coronaron en el Apertura 2015 del Ascenso, al golear (3-1; global) en la final de vuelta al Atlante

CIUDAD JUÁREZ

El cuento de hadas de los Bravos de Ciudad Juárez tuvo un feliz desenlace. El equipo de la frontera venció 3-0 al Atlante (3-1 global), para conseguir el título del Apertura 2015 en la Liga de Ascenso y con ello medio boleto a la Primera División, en su torneo de debut en la categoría. 

El cuadro chihuahuense nació hace apenas seis meses, pero de inmediato comenzó a escribir su historia. Tras un segundo lugar en la tabla general, los Bravos llegaron hasta la final, cuyo juego de vuelta se disputó en el Estadio Olímpico Benito Juárez, y se resolvió con una goleada, para renacer la ilusión de volver a tener futbol de Primera en Juárez, tras el descenso de Indios en 2010, precisamente tras una derrota ante los Potros. 

El gol de Carlos Garcés que le dio la ventaja al Atlante en la ida, de inmediato fue contrarrestado por el equipo local. Tras un despeje largo del arquero Iván Vázquez Mellado, Derley tomó el balón desbordó desde la derecha hacia adentro y venció de zurda, al minuto 5, al portero de los visitantes, Gerardo Ruiz, para provocar la explosión de júbilo en el Estadio Benito Juárez. 

Después de una amenaza de los de Cancún, a la que respondieron los de Chihuahua con un contragolpe, el partido perdió ritmo, y las faltas en mediocampo fueron la constante. 

Eduardo Fentanes colocó una línea de cinco con la baja del capitán Jimmy Bermúdez por lesión, por delante de ellos Fernando Espinosa como único contención, Paul Uscanga y Gabriel Hachen como volantes, aunque no tuvieron el control del balón, y adelante Enzo Prono, tras cumplir su encuentro de suspensión, y el goleador del Ascenso, Garcés. 

Por Juárez, Sergio Orduña mandó una línea de cuatro, dos contenciones que controlaron el ritmo del duelo, Derley y Gael Sandoval, por los costados, quienes fueron una pesadilla para los azulgrana, y Mario Ortiz y Leandro Carrijo adelante. 

La siguiente de peligro para Juárez llegó al 28 con Sandoval, quien metió un centro que Ortiz no alcanzó a rematar; después, Gerardo Ruiz se equivocó en un despeje, el balón le quedó a Borelli, quien encontró al Chore Mejía en el área, pero el mediocampista falló. 

Para la más clara del Atlante pasaron 41 minutos, en un tiro de esquina Juan de la Barrera remató con la cabeza al travesaño, la pelota le quedó a Garcés, pero su disparo le cayó a Vázquez Mellado. 

Los Bravos tuvieron una última en la primera mitad con Derley, quien solo ante Ruiz también se encontró con el poste, para mantener el 1-1 global en el marcador. 
El inicio del complemento fue similar al del partido y en la primera llegada, cuando no se cumplía todavía el minuto de juego, Juárez encontró el tanto. 

Tras una conducción de Derley, el balón cruzó el área, Sandoval cedió para atrás y desde afuera del área El Chore Mejía conectó de zurda, para poner el balón en ángulo superior izquierdo de Ruiz, quien solo observó el golazo. 

Atlante reaccionó con el cambio de Carlos Cauich por Ernesto Reyes, para tener cuatro hombres en ataque, pero los Potros apenas se acercaron con un disparo de media distancia de Paul Uscanga. 

Los locales le entregaron la posesión al rival, que no tenía ideas para llegar con peligro al marco de Vázquez Mellado. 

En un contragolpe, Juárez encontró la tranquilidad, Leandro Carrijo recibió a la entrada del área y remató cruzado para el 3-0 que provocó la locura en el Benito Juárez y que los celulares se encendieran. 

Atlante tendrá que esperar seis meses para buscar ese medio boleto a Primera, porque los Bravos ya tienen el primero y quieren protagonizar un ascenso inmediato.