El ‘eh puto’ sí ofende

Jorge Campos y Jared Borgetti, aunque minimizaron la polémica del grito, esperan que este termine; exhortaron a tomar consciencia

Jared Borgetti
Jared Borgetti (Santiago Chaparro )

Querértaro

Se dice que el futbolista transita al margen de todo lo externo cuando está en la cancha. Pero no es verdad. Los gritos e insultos no pasan desapercibidos de sus sentidos. Anoche, Jorge Campos y Jared Borgetti, que integraron el equipo de Leyendas de México ante su similar del Barcelona, exhortaron a la afición a erradicar el grito de "eh, puto", que incluso en el duelo amistoso se hizo presente.

"Primero, es una cuestión de respeto para el rival. Es un tema que está en la agenda de FIFA, con el propósito de que ya no suceda", refirió Campos, luego de que la afición realizara la seña, acusada de homofóbica, previo a que los jugadores del Barcelona se dispusieran a cobrar disparos desde el manchón penal.

Borgetti fue más allá en su análisis y dijo que, espera, la afición entienda que la selección nacional está en riesgo, incluso, de un castigo por parte de la FIFA; el atacante desea que la polémica concluya lo más pronto posible, en pro del beneficio de jugadores y fanáticos.

"Si bien, esto comenzó con otra intención, no de insultar, más como algo chusco. Ya se ha tratado de erradicarlo con campañas y llamadas de atención de la Federación (FMF); ojalá que la afición entienda que puede venir una sanción para México y también que piense en la imagen de nosotros mismos ante el resto".

Sobre lo deportivo, y luego de los primeros cuatro triunfos e idénticas victorias, Borgetti aceptó que el momento del Tri se disfruta a la distancia: "En este momento, la selección ha dado un paso para adelante en cuanto al recambio generacional; ahora han mostrado argumentos ante distintos rivales y por eso están cerca del Hexagonal. Yo espero que lleguen a Rusia sin problemas".