En la J-1 invasión de foráneos

De los 248 futbolistas que alinearon el fin de semana, 121 (48%) no nacieron en México; en tanto

Los extranjeros fueron mayoría en la jornada 1 del Clausura 2016
Los extranjeros fueron mayoría en la jornada 1 del Clausura 2016 (Mexsport)

CIUDAD DE MÉXICO

No cabe duda que los futbolistas no nacidos en México cada vez tienen más posibilidades en la Liga MX.

De los 248 futbolistas que vieron participación en la primera jornada durante los nueve encuentros disputados, 121 no nacieron en el país, es decir, 48 por ciento, desglosados en 51 naturalizados, 59 extranjeros y 11 mexicoamericanos.

En total, 24 entraron de cambio. Así que, los clubes tienen claro que si adquieren a estas piezas es para que jueguen.

Varios de ellos no pudieron mostrarse porque no tienen el pase internacional, otros más llegaron tarde a los equipos y no hicieron toda la pretemporada, por lo que debutarían en las próximas jornadas.

Este tema sigue dando de qué hablar, pues para muchos la cantidad de no nacidos en México, entre ellos los naturalizados, predominan en las oncenas de los equipos.

Por ejemplo, América salió con siete titulares foráneos (cinco naturalizados, un extranjero y un mexicoamericano). Además, de cambio entraron dos extranjeros y un naturalizado.

Tanto Cruz Azul como Pumas utilizaron ocho de estos elementos entre titulares y cambios. La Máquina arrancó el duelo contra Monarcas con Aldo Leao, Christian Giménez, Joao Rojas (Ecuador), Ariel Rojas, Fabio Santos, Matías Vuoso y Jorge Benítez.

Y al minuto 87 del encuentro entró Jore Guerrón. Los felinos contaron con Daniel Ludueña, Darío Verón, Dante López, Matías Britos, Gerardo Alcoba y Fidel Martínez en su oncena inicial.

Entraron de cambio Ismael Sosa y Mathias Vidangossy. Aunque Chivas no permite extranjeros, sí tiene dos mexicanoamericanos. Uno de ellos es Miguel Ponce, quien jugó todo el partido.

El otro, Isaac Brizuela, quien salió de cambio.

“MEXICANO CONFORMISTA”

Daniel Ludueña no se guardó nada y fue contundente. El Hachita, mediocampista de Pumas, criticó la mentalidad de los futbolistas mexicanos y bajo su criterio explicó que se conforman con pocos satisfactores.

“El jugador mexicano es conformista, tiene dos pesos en la bolsa, un carro y ya sienten que lo tienen todo”, explicó el enganche de origen argentino. “Nosotros como extranjeros no tenemos la culpa de que no se trabajen bien en las fuerzas básicas”.

Ludueña puso en tela de juicio la ambición del futbolista nacional. Además, señaló que lo anterior también está ligado a que no hay muchos futbolistas jugando en el extranjero.

“El jugador mexicano le falta ambición. Llega y se conforma por eso muchos preieren quedarse en la Liga y no salen”, enfatizó. Ludueña, quien ya es naturalizado mexicano, llegó hace diez años (Clausura 2005) a jugar en el balompié mexicano. Ha vestido las casacas de Tecos, Santos, Pachuca y Pumas.