Ítalo Estupiñán, el ecuatoriano que conquistó México

El ex delantero fue el primer ecuatoriano en jugar en la liga mexicana y defendió varias camisetas, entre ellas, la de América, Toluca y Puebla 

Ítalo Estupiñán
Ítalo Estupiñán (Mexsport)

CIUDAD DE MÉXICO

Ítalo Estupiñán nació en Esmeralda, Ecuador, y fue el primer jugador del ese país en llegar México, lugar donde se convirtió en el referente de ataque de varios equipos como Toluca, América y Puebla.

A los 16 años, el jugador ecuatoriano decidió que quería dedicarse al futbol, su primer intento por jugar fue en el Club Aucas, del cual fue rechazado por el entrenador; de ahí su siguiente prueba fue en el Macará de Ambuto, equipo con el que llegó a ser titular rápidamente, tras mostrar gran calidad de juego, llegó a debutar en Primera División.

Después de estar en el Macará, llegaría al Nacional de Ecuador, conjunto con el que también se ganaría la titularidad; con 'El Equipo Militar' obtendría su primer campeonato en 1973, pero su carrera despuntaría con su participación en Copa Libertadores, donde fue nombrado como "El mejor jugador de América".

Fue así que la escuadra toluqueña puso la mirada en el delantero de El Nacional y, para la temporada 1974-1975, Ítalo Estupiñán se unió a las filas de los Diablos Rojos. En su debut marcó su primer gol.

El 'Gato Salvaje', como muchos lo conocían, se adaptó fácilmente al balompié mexicano, durante su primera campaña, llegó a ser el goleador del certamen, a pesar de haber quedado fuera varias jornadas por una lesión.

En ese mismo año, Estupiñán fue campeón con Toluca, al vencer a León en La Bombonera, él anotaría el gol de la victoria. Para el siguiente torneo, Ítalo siguió siendo el máximo referente de la ofensiva toluqueña, donde anotó 14 goles.

En 1977-1978, llegó como refuerzo del conjunto azulcrema, con los de Coapa participó en la Copa Interamericana 1977, donde derrotaron al equipo argentino Boca Juniors. Un año más tarde, el 'Gato Salvaje' se fue a la Universidad Católica de Quito, con quienes solo estuvo una temporada.

Para 1980, regresó a México con el cuadro Atletas Campesinos de Querétaro, ahí su estancia fue muy corta.

El último conjunto mexicano con el que colaboraría fue Puebla, en la campaña 1981-1982. En ese entonces la escuadra dirigida por Manuel Lapuente, saldría campeón y sería ahí donde Ítalo anunciaría su retiro de las canchas.

Pese a haber hecho el anunció de que se alejaría profesionalmente de las canchas, Estupiñán terminaría su carrera como futbolista con el Emelec, en 1986.

El delantero ecuatoriano falleció la tarde de este martes a la edad de 64 años, a causa de un infarto.