Irarragorri pide cuentas a Tampico Madero

El presidente de Santos y nuevo socio de La Jaiba Brava, pedirá un informe sobre los acontecimientos violentos en la cancha del Estadio Tamaulipas 

Alejandro Irarragorri y Fernando San Román
Alejandro Irarragorri y Fernando San Román (Eloy Castillo)

Ciudad de México

Alejandro Irarragorri, presidente de Santos Laguna, señaló que buscarán la manera de garantizar la seguridad y evitar que se den actos de violencia como los que se suscitaron en el estadio Tamaulipas, en la final del ascenso entre Tampico Madero, del cual son socios, y los Potros UAEM.

Al final del encuentro, en el que el cuadro mexiquense se impuso, se desató una trifulca en las tribunas, además que los jugadores de Potros se vieron impedidos de resguardarse en el vestidor, debido a que eran objeto de proyectiles lanzados desde las gradas.

Ante esta situación, Irarragorri, socio del club tamaulipeco, señaló que están investigando a partir de este lunes, "estamos investigando los pormenores y buscamos generar las garantías para la afición, para la liga, en términos de lo que puede ser la participación de Tampico en el Ascenso MX".

Apuntó que tendrán una reunión para saber los hechos y estar en posibilidades de entender lo que sucedió y lo que se puede hacer de cara al futuro.

Manifestó que esta situación les plantea la pregunta de si contarán con el respaldo de las autoridades del estado de Tamaulipas para desarrollar este proyecto.

"El hecho es lamentable, hay mucho que analizar y entender si contamos con el apoyo de las autoridades y al voluntad de trabajar en conjunto para generar por medio del futbol alegrías a la región sur de Tamaulipas", estableció.

Recordó que el objetivo de este deporte tiene como meta ayudar a un desarrollo social sano, por lo que condenó cualquier acto que altere el orden establecido.

"Sin lugar a dudas la violencia es reprobable en todos los sentidos, el futbol es la definición de la asociación de la vida en familia de un espectáculo que debe nutrir para la construcción de los tejidos sociales, crear una dinámica familiar y de entretenimiento y lo que sucedió es reprobable", sentenció.