Guardianes inesperados

A la parte medular de la Liguilla llegaron tres porteros que no estaban contemplados en el inicio del semestre; poca experiencia en el máximo circuito, pero solvencia y seguridad, sus fortalezas

Hugo González, portero del América
Hugo González, portero del América (Mexsport)

Ciudad de México

Lesiones, bajas de juego y circunstancias típicas del futbol, mermaron a tres de los arqueros que iniciaron el torneo dentro de los ocho equipos que disputan la Liguilla en el Clausura 2016. Hoy, en sus manos descansa la posibilidad de que su equipo siga avanzando y en su persona se ubica la responsabilidad de que su afición se ilusione con una nueva conquista.

Ahora, sin mucha experiencia en Primera División, cuentan con los minutos necesarios para consagrar su imagen en el terreno de juego. La rotación en el arco, por necesidad, pero también debido a la baja de juego que sufrió a lo largo del CL16 Moisés Muñoz, Hugo González se hizo cargo del arco americanista. Fue a partir de la jornada siete, ante Cruz Azul, que el cancerbero de 25 años –en el primer equipo de Coapa desde el 2012– asumiera la titularidad, un sueño y una meta que parecía inalcanzable meses atrás. Una lesión en el ojo, a mediados de febrero, focalizó en el novel portero los reflectores.

El nivel de Muñoz acarreaba ciertas dudas y la solvencia y achiques de González confirmaron que estaba listo para ser contemplado como el número uno. Desde que sus servicios fueron requeridos, Hugo se quedó con el puesto.

En 10 encuentros recibió 12 anotaciones y en duelos clave, como el enfrentamiento ante Pumas, en la última fecha de la fase regular, fue clave para que las Águilas se hicieran de un resultado importante en Ciudad Universitaria (1-1), en donde incluso atajó un penal a Ismael Sosa.

En la meta azulcrema, Hugo se consagró campeón de la Concachampions, frente a y Tigres: "Es mérito de todo el equipo, de los que estuvimos en la cancha y los que no tuvieron participación", dijo el '1' del cuadro de Ignacio Ambriz sobre el césped del Azteca.

Días después recibió la medalla del mérito deportivo por parte de la Asamblea Legislativa del Distrito federal. Su irrupción ha sido fundamental para el conjunto azulcrema. En Pachuca, la preocupación se acrecentó cuando, al minuto 27', frente a León (jornada 16), Óscar Pérez se dolió del aductor derecho y tuvo que ser sustituido por Alfonso Blanco, un prospecto de la meta que a sus 28 años sigue a la espera de la oportunidad que le consolide en el conjunto estelar de los hidalguenses.

Blanco Antúnez completó aquel duelo ante La Fiera y disputó la última fecha contra Chiapas; sin embargo, el regreso del 'Conejo' no se hizo esperar para la ida de los cuartos de final en Torreón, con Santos como rival. Y fue precisamente en el recientemente bautizado 'Templo del Desierto', en el duelo de ida de los cuartos de final, pero en la portería de los Guerreros, que Julio González (25 años; debutó en 2014) se hizo cargo del cierre del compromiso, debido a que Agustín Marchesín, su arquero titular, salió del campo con un esguince en el hombro izquierdo. Descartado para la vuelta, la presión se fija en el guardameta oriundo de Acapulco para este fin de semana.