Cuatro momentos en la carrera de Gonzalo Pineda

El ex jugador de la Liga MX se despidió de las canchas dejando algunos pasajes dignos de recordar

Algunas de las facetas de Gonzalo Pineda
Algunas de las facetas de Gonzalo Pineda (Mexsport / AP )

Ciudad de México

El ciclo de Gonzalo Pineda dentro de las canchas profesionales ha llegado a su fin, así lo decretó el ex seleccionado mexicano de 33 años, quien este jueves le puso punto final a una trayectoria de 13 años en donde, además del Tri, vistió la casaca de varios equipos locales, destacando su estancia en Pumas, Chivas y Cruz Azul.

El 'Gonzo', como se dio a conocer en las canchas del máximo circuito, se mantuvo siempre alejado de los reflectores. Prefería hablar en el campo, donde su calidad y sutil toque de balón lo llevaron a ser uno de los más cotizados en nuestro balompié.

Hoy, tras más de 300 choques disputados, y otros 44 en selección mexicana, recordamos algunos de los mejores momentos en su carrera.

DEBUT CON EMPUJE TRICOLOR

Fue en el Clausura 2003 cuando Pumas, en la necesidad de tener un plantel competitivo para pelear en Liga y Copa Libertadores, apuntaló su escuadra con algunos elementos de su cantera, uno de ellos fue Gonzalo Pineda, quien procedente de Pumas Naucalpan recibiría su primera oportunidad en la primera división.

Con poco o nulo recorrido en los campos profesionales, Pineda ya tenía a otro técnico hechizado con su calidad, nada menos que Ricardo Antonio La Volpe, quien de inmediato solicitó su inclusión en el representativo Sub-23 que viajó a Grecia para los Juegos Olímpicos de 2004.

PUMAS Y EL BI

Llegó a Universidad como volante por izquierda, aunque fue requerido en otras posiciones dependiendo el técnico al mando; contención y lateral izquierdo, fueron otras de sus responsabilidades.

Con los del Pedregal se hizo rápidamente de un puesto titular, siendo pilar de aquel Clausura 2004 en donde el club rompió una racha de 13 años sin un título, Pineda acumuló mil 286 minutos en 19 partidos, 16 de ellos como elemento de arranque.

En la siguiente campaña, el otrora '6' de Universidad consolidó su buen paso al conquistar, bajo el mando de Hugo Sánchez, el bicampeonato frente al Monterrey.

Fueron dos torneos en los que si bien no se caracterizó por anotar goles, sí creaba opciones y daba verticalidad al equipo, cualidades que de inmediato llamaron la atención de Chivas, su nuevo destino.

OTRO TÍTULO A LA CUENTA

Dos torneos después del bicampeonato, con Pumas, Gonzalo fue fichado por Chivas, con quien llegó con cartel de figura. El primer torneo fue difícil, pues una lesión lo obligó a perderse el último cuarto del mismo, incluyendo la Liguilla; su revancha llegó pronto.

Recuperado, y con la confianza del entrenador José Manuel de la Torre intacta, el oriundo de la Ciudad de México formó parte de aquel poderoso equipo que hace 10 años obtuvo su décimo primera estrella ante el Toluca.

DIGNO HOMENAJE A PANENKA

Entre las múltiples convocatorias de Pineda con selección mexicana, destacan aquellas donde disputó un Mundial, Copa Oro, Copa América y Copa FIFA Confederaciones, en esta última, regalando una joya desde un cobro de tiro penal.

Se jugaban la semifinales en Hanover, el duelo entre Argentina y México había terminado empatado 1-1 y habría de definirse desde los once pasos, donde el 'Gonzo' tenía en sus botines la responsabilidad del quinto cobro, tomó el balón y para sorpresa de todos, definió con un exquisito toque a lo Panenka con el que venció al arquero Lux; el Tri perdería en muerte súbita pero la estampa de Pineda quedaría para el recuerdo.

LA ÚLTIMA JOYA VALIÓ UN TÍTULO

Con varias lesiones que le impidieron encontrar regularidad en México, Gonzalo probó suerte en la MLS ya en el tramo final de su carrera, uniéndose a las filas del Seattle Sounders con quien logró conquistar un par de títulos.

Fue precisamente en la definición de la Copa Cascadia, ante el Vancouver Whitecaps, que Pineda se vistió de héroe al anotar el gol que le otorgaría el título a su escuadra. Una bella anotación en la que el jugador demostró que la calidad nunca se perdió y, con un zurdazo colocado en el ángulo superior derecho, definió dicha Copa a mediados del año pasado.