Un año de buenos y de decepciones

El 2014 tuvo la llegada de personajes que vinieron a aportar al futbol mexicano, pero también otros que pasaron sin pena ni gloria porque no dejaron huella

Lo que dejó el 2014 en el futbol mexicano
Lo que dejó el 2014 en el futbol mexicano (Mexsport)

Ciudad de México

El año 2014 está a punto de extinguirse, en la memoria quedarán grabadas las gestas de algunos personajes que dieron lo mejor de sí para sus respectivos equipos, pero también hay casos en los que sus fichajes terminaron por ser grandes decepciones, inversiones nada redituables que acabaron siendo malos negocios, tanto por la planeación como por la ejecución.

Los equipos del futbol mexicano en diciembre y, sobre todo, a mediados de año, invierten millones en tratar de potenciar sus equipos, hay directivos que aciertan en su visión, pero hay otros que no se sabe a ciencia cierta qué criterios emplearon para realizar sus contrataciones o los factores que impidieron que los fichajes funcionaran.

El 2014 dejó muchos personajes que vinieron por primera vez al futbol mexicano o bien que regresaron al balompié nacional para alcanzar la gloria, aquí un recuento de los más destacados y también de las peores contrataciones.

LOS MÁS RENTABLES

Antonio Mohamed. El entrenador argentino empezó a trabajar en América en enero de 2014, el Turco recibió un equipo que funcionaba al pie de la letra, las Águilas se habían convertido en un equipo de moda, traían a cuestas dos finales y un estilo definido que arrojaba buenos resultados y que además tenía la simpatía de la grada.

El primer torneo de Mohamed fue de conocimiento total de los cimientos del club, el entrenador le tomó el feeling al club y aunque logró su pase a la Liguilla fue eliminado en cuartos de final. Para el segundo semestre Mohamed articuló un equipo al que hizo a su medida. América fue el amo de la Liga y terminó levantando la copa, pese a toda la ola de líos que tuvo con la directiva azulcrema.

Dorlan Pabón. El atacante colombiano volvió al país luego de un paso gris por el futbol español, Monterrey le brindó su confianza de nueva cuenta y Dorlan respondió con goles, sus 12 anotaciones lo llevaron a terminar como campeón de goleo (empatado con Camilo Sanvezzo). Pabón es un tipo fino en el área y si logra concentrarse cien por ciento con Rayados, el año que viene podría ser el hombre que llene el hueco que dejó en la afición Humberto Suazo.

Camilo Sanvezzo. El delantero brasileño llegó a México en enero para jugar con los Gallos Blancos, su primer torneo no fue nada placentero, la adaptación al medio le costó y apenas logró sumar tres anotaciones, pero en el segundo semestre fue uno de los delanteros más efectivos, y acabó siendo campeón de goleo junto con Dorlan Pabón. Lo malo para el brasileño es que en la actual pretemporada se rompió el ligamento cruzado anterior y quedará fuera seis meses, justo cuando tendría la oportunidad de refrendar su calidad.

Enner Valencia. El atacante ecuatoriano solo estuvo seis meses en el futbol mexicano, tiempo suficiente para convertirse en campeón de goleo en el Clausura 2014, sus goles fueron fundamentales para llevar a Pachuca a la Final de dicho torneo. Al acabar el torneo su potencia ya había llamado la atención de clubes extranjeros y fichó por el West Ham de Inglaterra. El de Valencia fue un fichaje de los Tuzos que redituó en lo deportivo y económico.

Cuauhtémoc Blanco. Si bien es un jugador que conoce el medio nacional a la perfección, fue un tipo que salió de la Liga de Ascenso para incorporarse al Puebla, el Temo ya no es aquel jugador que solía desequilibrar cuando las piernas le funcionaban al cien, pero a sus 41 años sigue dejando pinceladas en los campos de futbol. Su técnica no ha perdido valor, al contrario, se mantiene intacta y donde su velocidad ya no llega, sí lo hace su golpeo de balón.

GRANDES DECEPCIONES

Ronaldinho. Sin duda, la llegada del brasileño fue un golpe mediático de parte de la directiva de Querétaro; los Gallos tuvieron la atención de la prensa nacional e internacional, los estadios se llenaban por ver a quien fuera uno de los mejores jugadores del mundo, pero la realidad deportiva indica que Dinho aportó poco en su primer torneo en México, y en los últimos días se hizo más revuelo por su tardanza para incorporarse a la pretemporada de su equipo. Ronaldinho es una figura fuera de la cancha y en el césped le hace falta demostrar en México que aún tiene algo de esa magia que lo llevó a brillar en el panorama internacional.

Aníbal Zurdo. Es un delantero mexicano que hizo carrera en el futbol español, pero en equipos de la Liga Adelante, es decir la segunda categoría en España, el atacante no se adaptó, el día que debutó lo expulsaron y nunca pudo pesar en el eje de ataque de La Máquina, una pésima} inversión económica y deportiva que no benefició en nada al cuadro celeste.

Diego Buonanotte. Un delantero argentino que no acaba de cuajar su carrera, trató de hacerlo en España, pero no pudo afianzarse en el Málaga ni el Granada, se espera más de él, pero solo ofreció chispazos, su permanencia en Pachuca invita a que en 2015 se consolide o termine desfilando como un extranjero más en el futbol mexicano.

Francisco Dutari. Defensa central de origen argentino que no está claro por qué llegó a Pumas, se incorporó con el Apertura 2014 en marcha y al final fue una apuesta que trajo pocos beneficios deportivos, tan es así que no convenció a Guillermo Vázquez y fue puesto transferible.

Maximiliano Bajter. Es un mediocampista uruguayo que fue fichado por Veracruz en el Clausura 2014, torneo en el que jugó 8 partidos y sumó 241 minutos, pero no se recuerda nada extraordinario de su parte, tanto que al final de ese certamen dejó la institución. Lo que no se comprende es por qué un equipo que juega por no descender hace inversiones en jugadores que difícilmente marcarán diferencia.