Duele “tanta crueldad”: árbitros mexicanos

Los silbantes nacionales aceptan sus errores, pero también aseguraron que les gustaría que las críticas no fueran tan hirientes

Francisco Chacón Gutiérrez
Francisco Chacón Gutiérrez (Iván López)

Ciudad de México

Acostumbrados a todos los insultos imaginables, los árbitros mexicanos aseguran que no quieren parecer las víctimas, pero sí les gustaría que su posición fuera más entendible.

Pocas veces los nazarenos hablan de su labor; es más, después de los partidos no tienen autorizado dar declaraciones, pero en uno de esos ejercicios que Héctor González Iñárritu, presidente de la Comisión de Arbitraje, implementó, se abrieron a las preguntas sobre su labor.

Sin temor alguno, con mucha fluidez y seguridad detallaron su tarea, su entorno y hasta su sentir sobre lo que ocurre con ellos cada semana.

Francisco Chacón, quien es de los veteranos, tiene claro que se han cometido errores, que se debe trabajar en ellos, y hay muchos intereses en juego, pero también sabe que muchas veces se ha señalado con escarnio exagerado a los hombres de negro.

"Cada vez hay más cosas en juego, la cuestión del descenso, que esté Chivas metido ahí, lo de entrar a la Liguilla, todo implica cuestiones económicas, hay presión, pero el que este más preparado va a seguir, porque las críticas van a seguir, nosotros debemos tomarlas, aprender, y tratar de que el error de nosotros cada vez sea menor".

Agregó que "quisiera que a veces no hubiera tanta crítica y tanta crueldad hacia la labor del árbitro, pero es parte de esto, y nosotros tenemos que aprender a vivir con eso, no podemos adoptar el papel de víctimas, sino tratar de no volver a cometer un mismo error. Yo sé en lo que me equivoqué el torneo pasado, en la jornada 17, no me puede volver a pasar".

Eso sí, explicó que hay aspectos que se deben pulir para ser mejores y recibir menos críticas. "Una parte importante es la personalidad del árbitro, el que se tenga muchas herramientas para enfrentar un partido. Con esto se pueden tomar las mejores decisiones en el momento de apremio".

Sobre el uso de la tecnología, Chacón señaló que "sí me gustaría porque hay jugadas difíciles, porque también los medios con repeticiones hay veces que no se ponen de acuerdo. Es un gran avance, habría que ver los pros y los contras, por eso habrá momentos de pruebas".

Y es que "nos sentimos rebasados por la velocidad del futbol, por las cámaras que hay, no es el futbol en la cancha. Pero no nos podemos escudar en eso, el árbitro debe tener el ángulo y los medios para hacer su trabajo de la mejor manera".

Roberto García es también de los árbitros de trayectoria, y también explicó lo difícil que es para ellos el estar siempre en el ojo del huracán.

"Cuando un equipo pierde y es afectado, entendemos que se juegan muchos intereses. De manera personal sí te pega, no es fácil, pero lo importante es que los errores sean mínimos".

Incluso, hay trabajos psicológicos con los nazarenos, todo para no engancharse con la euforia de los gritos de los aficionados o las reclamaciones de los mismos futbolistas.

"Trabajamos el control de emociones, el cómo dirigirnos a los jugadores, hay unos muy educados, pero hay otros que en la cancha te complican, y hay que tener mucha personalidad en eso".