Y Matosas, espera

El entrenador uruguayo continúa de vacaciones en su país, a la espera de concretar su futuro para el siguiente año, dice que, por ahora, no tiene ningún vínculo con América y se niega a hablar sobre el cuadro de Coapa

Gustavo Matosas, prospecto para técnico del América
Gustavo Matosas, prospecto para técnico del América (Mexsport)

Ciudad de México

Gustavo Matosas se ha convertido en el objeto del deseo de varios equipos. De hecho, su nombre es el que más suena para ocupar el banquillo de América a partir del Clausura 2015; el bicampeonato conquistado con León lo han llevado a ser un entrenador cotizado.

El entrenador uruguayo se encuentra de vacaciones en su país, en una entrevista a una estación de radio, habló de las especulaciones que lo sitúan en el banquillo americanista, se le preguntó si ya lo podían felicitar por llegar a América y de inmediato dijo que no.

"No todavía no, el que está manejando las cosas es mi empresario en México, sé que hay un par de ofertas importantes, no solo de México que es un país que me ha tratado muy bien, las voy a evaluar, me tomé estos días para estar con mi familia y tomar la mejor decisión, cuando tenga todas las cosas sobre las mesa voy a decidir con tranquilidad", dijo.

Eso sí, dijo que su próximo equipo debe ser uno que más allá del plano económico, pueda solventar un proyecto deportivo que pelee por ser protagonista y candidato a los títulos, además de que le brinde los jugadores que puedan ejecutar su estilo en la cancha.

101 PARTIDOS dirigió Matosas a León, el uruguayo llegó en el Apertura 2012 y se marchó al final del Apertura 2014.

"Sí, tiene que ser (una oferta) muy ambiciosa, creo que llega un momento en la carrera de un entrenador en que con hacerlo bien no te alcanza, yo busco el campeonato a donde vaya, para eso necesito sentirme a gusto en el lugar que voy, sentir que vienen los jugadores que necesito para ese proyecto, y sobre todo sentir la adrenalina de salir cada i n de semana a la cancha y ver ahí lo que trabajamos durante la semana; eso es lo que me incentiva y entusiasma, no es un tema económico, por consecuencia encuentras el dinero, pero lo que te tiene que entusiasmar es el proyecto, la adrenalina, el reto de decir, 'podré hacer esto'", evidentemente son cuestiones que América puede ofrecerle al pie de la letra.

Cuando se le pidió que ofreciera una definición de las Águilas, Matosas valoró que el éxito logrado con León le permite tener hoy la posibilidad de elegir el proyecto que desea comandar. "Han sido tres años magníficos en México gracias a la oportunidad que me dio al familia Martínez y el Grupo Pachuca dirigiendo al León, los jugadores de León lograron cosas

2TÍTULOS obtuvo Matosas con los Esmeraldas, en el Apertura 2013 venció a América y en el Clausura 2014 a Pachuca.


importantes y eso ha recaído en que mi trabajo se vea más y afortunadamente tengo chances para elegir cuál es el proyecto y el reto que más entusiasma, cuál es el equipo que me puede contratar los jugadores que necesito para poder buscar el campeonato, eso es lo que estoy pensando con tranquilidad".

Después de que el entrenador anunciara que tiene varias ofertas y que el sueño de dirigir en Europa es algo que tiene en mente, se le preguntó que tantas posibilidades hay de que permanezca en México y aceptó que hay muchas posibilidades de ello, pues es un mercado que ya conoce de manera detallada.

"Mi antecedente más próximo es el éxito de León, evidentemente México tiene muchas chances porque es un mercado que conozco, conozco los equipos, los jugadores; sin embargo, la experiencia europea me gustaría mucho, quiero probar cómo me iría haciendo lo que hago y jugando como juegan mis equipos, tengo muchas ganas de probarlo, pero México sin duda que es una ventana que está abierta, porque pasé los últimos tres años dirigiendo".

Dijo que el tiempo para que anuncie su futuro está cerca de cumplirse, toda vez que deberá arrancar con los trabajos para el torneo que inicie en enero, contempló que deberá decidirse por su nuevo proyecto "a fines de diciembre porque hay que tomar decisiones a donde vaya, jugadores que continúan los que no, refuerzos, por eso a fines de diciembre es un buen momento para definir".

Por ahora, Gustavo Matosas sigue a la espera de que suene el teléfono que le confirme su nuevo destino, quizá ya lo tiene todo definido, pero él mismo sabe que no es momento de violar los códigos y opta por conservar la calma, consciente de que en su nuevo equipo deberá asumir cabalmente la propuesta que tanto agrado y enamoró a muchos equipos del futbol mexicano.