FMF reacciona ante racismo

Luego de que jugadores de León y Pachuca fueran víctimas de racismo la Disciplinaria decidió aplicar el protocolo de FIFA para evitarlos

Aficionados de Atlante son acusados de racismo
Aficionados de Atlante son acusados de racismo (Mexsport)

CIUDAD DE MÉXICO

La Federación Mexicana de Futbol reaccionó  a las denuncias de racismo. Luego de que jugadores de León y Pachuca se quejaron de que fueron víctimas de racismo, el organismo dio a conocer que a partir de la jornada de la ida de la llave 3 de la Copa Mx se pondrá en práctica el protocola contra el racismo de FIFA.

En el documento se explica que el árbitro puede detener el juego, en primera instancia, suspender el juego momentáneamente y en caso de que no cesen los insultos tras reiniciar el juego, suspenderlo de forma definitiva.


Aquí el protocolo


La Comisión Disciplinaria informó que a partir de mañana, con los encuentros correspondientes a la Ida de la Llave 3 del Torneo de Clausura 2014 de la Copa MX, entrará en vigor el protocolo contra el racismo dictado por FIFA y CONCACAF, el cual se menciona a continuación:

PROTOCOLO CONTRA EL RACISMO DURANTE PARTIDOS EN LIGA MX, ASCENSO MX, COPA MX.

Comportamientos racistas en estadios de futbol – Normas para Oficiales

1.- Incidentes y comportamientos racistas- Primera fase: Parar el partido

Si un árbitro se percata de alguna conducta racista (o es informado de la misma por un Comisario de juego) y/o comportamientos discriminatorios como lo son cantos raciales, insultos, gritos, letreros, banderas, etc., y si en su opinión, los comportamientos son sumamente graves e intensos, él/ella aplicará la Regla 5 de las Reglas del Juego y parará el partido. Mediante un anuncio por el sonido local se les solicitará a los aficionados que cese el comportamiento inmediatamente.

El partido se reiniciará después del anuncio.

2.- Incidentes Racistas Graves – Segunda fase: Suspender el partido (5 – 10 minutos)

Si la conducta racista y/o los comportamientos discriminatorios continúan después de reiniciar el partido, (por ejemplo, si la primera fase no dio resultado), el Árbitro podrá suspender el juego por un periodo razonable (5-10 minutos) y dirigir a los equipos de regreso a sus vestuarios. El Comisario de juego, a través de un cuarto Oficial, ayudará al Árbitro a determinar si la conducta racista cesó como resultado de las medidas seguidas en la primera fase.

Durante este periodo el Árbitro podrá solicitar de nuevo que se haga un anuncio por el sonido local para que paren inmediatamente la conducta racista y donde se le advertirá al público que tal comportamiento resultará en la suspensión del partido.

Mientras el partido queda suspendido, el Árbitro consultará con el Comisario de partido, los Oficiales de seguridad en el estadio y las autoridades de la policía sobre los posibles siguientes pasos y la posibilidad de suspender para el desalojo del Estadio.

3.- Incidentes racistas graves – Tercera Fase: Suspensión para el Desalojo del Estadio

Si la conducta racista y/o los comportamientos discriminatorios continúan después de reiniciar el partido (por ejemplo, si la segunda fase no dio resultado), el Árbitro decidirá como último recurso suspender el partido para el desalojo del Estadio. El Comisario de partido, a través de un cuarto Oficial, ayudará al Árbitro a decidir si la conducta racista cesó como resultado de las medidas seguidas en la segunda fase.

La decisión del Árbitro para la Suspensión para el Desalojo del Estadio se realizará después de haber revisado y evaluado debidamente, por medio de una consulta plena y extensa con el Comisario de partido, que todas las fases y medidas fueron aplicadas acorde al protocolo y una evaluación del impacto que la suspensión del partido tendría sobre los jugadores y el público.

Con base al Protocolo contra el Racismo durante partidos del Fútbol Mexicano, la Comisión Disciplinaria y la LIGA MX / ASCENSO MX, determinan:

Cuando los incidentes Racistas graves se encuentren en la Tercera etapa: Suspensión para el Desalojo del Estadio y un partido ya iniciado sea suspendido por las razones antes expuestas, se deberá desalojar el estadio en su totalidad y una vez desalojado deberá completarse el juego. Éste se efectuará en las mismas condiciones en que se encontraban los Clubes en el momento de la suspensión (minutos jugados, goles, expulsiones, cambios, alineaciones, amonestaciones, etc.)

Cuando el partido no pueda reanudarse, los Clubes jugarán el tiempo restante del partido, dónde y cuándo determine la Presidencia Ejecutiva de la LIGA MX, atendiendo a la opinión de la Dirección General de la LIGA MX. En dicho supuesto, ambos Clubes podrán cambiar a sus Jugadores, respetando siempre el mismo número que tenían al momento de la suspensión, de acuerdo con el artículo correspondiente del Reglamento General de Competencia de la FMF.

Los gastos del Club visitante (treinta personas como máximo), así como los gastos del Cuerpo Arbitral y el o los Comisarios con motivo de la suspensión del juego, deberán ser cubiertos por el Club Local.