Las ‘estrellas’ inactivas

En la Liga MX, además de Ángel Reyna, existen jugadores con un pasado relevante que contrasta con un presente repletó de de promesas de juego y minutos lejos del césped

Rogelio Chávez , Omar Esparza y Ángel Reyna
Rogelio Chávez , Omar Esparza y Ángel Reyna (Mexsport)

Ciudad de México

Tener actividad de manera continua es fundamental para cualquier futbolista. Minutos en el campo se resumen en oportunidades para marcar diferencia a nivel colectivo, más aún cuando el pasado de sus trayectorias los obliga a siempre dar de qué hablar, debido al cártel con el que se han mantenido a lo largo de su trayectoria. En la Liga MX, en el comienzo del Clausura 2016, tres ejemplos saltan a la luz, pero gracias a la nula acción en el terreno de juego.

ROJIBLANCO POLÉMICO

Dicen que es el carácter y las decisiones incendiarias las que han mermado a Ángel Reyna y le han impedido que su talento futbolístico florezca, o floreciera cómo se esperaba. El momento cumbre de su carrera lo vivió en el 2011 y comienzos del 2012, sobre todo cuando militaba en América. Con las Águilas (durante el Clausura 2011), incluso alcanzó el título de goleo, pese a que su posición no es la de un delantero estático. Hoy, intenta ganarse la confianza de Matías Almeyda, para figurar en alguna convocatoria de las Chivas.

Aunque porta el '10' en el dorsal, las responsabilidades de Ángel son mínimas con el Rebaño, cuadro con el que apenas registra 13 partidos y un gol en los últimos doce meses, lo que se traduce en 428 minutos sobre el campo. A sus 31 años, Reyna parece estar más cerca del retiro que de recobrar el alto nivel que exhibió antes. En sus anteriores tres escuadras, además del Guadalajara (Veracruz, Pachuca y Monterrey), salió por motivos de indisciplina.

SIN ACTIVIDAD

Pese a que suma 266 encuentros en el máximo circuito nacional, y aunque en algún momento de su carrera fue pieza angular del Cruz Azul, la actualidad de Rogelio Chávez es distinta a lo que él esperaría. El lateral/defensor cuenta apenas con ocho duelos disputados en el último año, lo que se traduce en 193 minutos sobre el terreno de juego. Sin importar los movimientos en el banquillo (Fernando Tena, Sergio Bueno y ahora Tomás Boy), en el veterano ha permeado la inactividad.

A punto de cumplir 32 años, la continuidad de la trayectoria de Chávez es una incógnita, pues ha desarrollado la mayor parte de su carrera en las filas de La Máquina (22 torneos desde su debut); solo abandonó La Noria entre 2011 y 2012, cuando hizo escala por seis meses en Pachuca y luego en Atlas, respectivamente. Por ahora, es poco probable que dentro del once titular de Boy se incruste su presencia.

EN EL OLVIDO

Con todo y ser parte de la columna vertebral que logró el título de la Copa Mundial Sub 17 en el 2005 y ser una promesa con gran proyección en sus inicios, Omar Esparza se ha alejado de lo que se esperaba consiguiera en su etapa profesional. A pesar de gozar con la confianza de distintos entrenadores en el Guadalajara, el lateral nunca terminó por consagrarse en la Primera División y a su salida de la institución rojiblanca, después de varios años en ella, ha padecido (más) el encontrar cabida en algún club.

En los últimos cinco certámenes, Esparza suma 11 partidos, repartidos en 839 minutos sobre la cancha. Aporte mínimo para alguien que se acostumbró a competir en el máximo nivel. Ahora, con Pachuca, a donde llegó el torneo pasado, su presente no parece ser muy distinto. En las filas de los Tuzos, Omar registra 4 encuentros y tan solo 273 minutos. Luce improbable que se afiance con Diego Alonso. Tiene 27 años de edad.