'Cubo' Torres, va por su revancha

El delantero disputó la eliminatoria con la sub 23, pero quedó fuera de los Juegos Olímpicos de 2012; en el actual proceso, confía en lograr el boleto y estar en Río 2016


Erick 'Cubo' Torres
Erick 'Cubo' Torres, delantero de la selección mexicana Sub 22 (Mexsport)

CIUDAD DE MÉXICO

Tenía 19 años cuando la selección mexicana consiguió su pase a los Juegos Olímpicos de Londres 2012. Érick Torres era parte de esos jugadores dirigidos por Luis Fernando Tena, quienes en aquellos días ya sabían que varios serían sacrificados; el Cubo fue uno de ellos.

El atacante cree que la juventud pudo haber jugado en su contra, pues además de los cambios que pudiera creer pertinentes el timonel, también llegarían tres refuerzos mayores de la edad establecida, los de experiencia.

En entrevista con La A­fición, Érick recuerda el choque emocional por dicho episodio, pero también dijo que es algo que ahora lo ayuda a buscar una revancha. Anhela, junto a la Sub 22, conseguir el boleto a los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016 en ese torneo que se disputará del 1 al 13 de octubre, y luego refrendar la medalla de oro que se obtuvo en 2012.

En este último renglón, sabe que el listón quedó muy alto, luego de que en Londres se hizo historia, pero Torres sabe bien que en México hay calidad para lograr dicha meta, sobre todo, porque ya varios de los integrantes del Tricolor tienen recorrido en Primera División.

Además, otro de los temas que tocó el atacante fue su regreso a Chivas, pues aunque la temporada pasada llegó a préstamo, el entrenador José Manuel de la Torre lo contempló pocos minutos, pese a que cuando entraba, respondía, muchas veces con goles. Él no entiende la decisión del Chepo, pero siempre la respetó.

“La verdad, estoy muy bien, motivadísimo por esta oportunidad; me había tocado jugar el Preolímpico con la selección anterior, así que sé más o menos de lo que se trata, sé que es un torneo difícil, pero estoy con la ilusión y comprometido con mis compañeros, si nos toca estar para hacer las cosas bien y poder ganar el pase para unos Juegos Olímpicos”.

Jugaste el Preolímpico pasado, ¿qué te faltó para estar en Londres?
Era el más chico de todos. Creo que pudo afectar la edad, terminaron llamando a mayores como Oribe Peralta, Giovani dos Santos, y a otros jugadores. Y como en todo, el de menos experiencia o el chico siempre lo hacen a un lado, eso no quiere decir que no pude haber estado, no me tocó, fueron decisiones del cuerpo técnico que estaba en su momento, pero tengo más experiencia, más camino recorrido y estoy tratando de aportar mi granito de arena para consolidar este sueño, todos queremos llegar a Río de Janeiro 2016.

En el papel, México es el fuerte de la Concacaf, ¿será importante no excederse en confianza por esa etiqueta?
Somos conscientes de que no va a ser un torneo fácil. Tuvimos la experiencia de estar en los Centroamericanos. No pude estar en los Panamericanos, pero mis compañeros jugaron una Final. Los rivales de la zona le van a jugar a México al cien, y nosotros debemos jugar al cien y dar un extra, de lo contrario no nos va a alcanzar. Tenemos que ir con esa mentalidad, nos estamos preparando a conciencia para llegar muy bien allá, y si nos toca estar, entonces dar lo mejor para ganar un boleto para Río 2016.

Algunos ven como obligación que esta Sub 22 gane la medalla de oro en los Juegos Olímpicos, como en el proceso pasado…
Tenemos el compromiso por la vara tan alta que dejaron en el proceso pasado. Muchos dicen, ‘tienen que irla a ganar (la medalla de oro) en automático’, pero no es fácil ganar una medalla, se tiene que trabajar, cuidar el mínimo detalle en todos los aspectos del torneo. Te enfrentas contra los mejores del mundo, Brasil, Argentina, Inglaterra, entre otros. El compromiso inmediato es ganar el boleto y luego enfocarnos en ir a hacer un buen torneo a los Juegos Olímpicos.

¿Se vale soñar con otra medalla de oro?
Vamos paso a paso, tenemos el compromiso a corto plazo de ganar el boleto. Tengo el sueño de jugar los Olímpicos; en el proceso pasado no quedé en la lista ­ final, ahora estoy cerca, es la edad que me toca a mí, lo digo entre comillas; si trabajo y me preparo junto a mis compañeros, ahí estaremos. La ilusión y el sueño están, tenemos mucha calidad y un grupo apto para conseguir la medalla de oro.

¿Fue una buena apuesta irte a la MLS?
La decisión que tomé de ir a jugar a Estados Unidos fue lo mejor; tú corazón y tus sentimientos quieren otras cosas, quedarte con tu familia, en tu ciudad, con la a­ ción que te vio nacer, pero tienes que ver por tu carrera y la MLS está tratando de estar entre las mejores del mundo.

¿Te hubiera gustado consolidarte en el futbol mexicano?
Sí, pero en la MLS me siento cómodo, bien, arropado, hay muchos latinos, sobre todo mexicanos, más en Houston (juega con el Dynamo), creo que fue una buena decisión irme para allá, porque estoy jugando, tengo minutos y sigo en la mira de los entrenadores de selección mexicana.

Cómo refuerzo, jugaste poco en Chivas, ¿qué pasó?
Me hubiera gustado tener más minutos en Guadalajara, no me tocó, así lo decidió el cuerpo técnico de José Manuel de la Torre y así lo respeté. Tomé mucha experiencia, no es fácil jugar un descenso, es mucha presión, es experiencia, al ­ nal traté de absorber las mayores cosas posibles de las personas que están. Ahora que me toca jugar, toda experiencia que tomé la trato de llevar a cabo.

¿Te asombró no tener minutos con Chivas?
Sí, la verdad es que fue difícil, yo venía de un proceso de selección mayor donde me tocó jugar. En Estados Unidos estaba haciendo las cosas bien, venía con la mentalidad de sumar minutos, pero me fui tranquilo, no me quedó con ninguna espinita clavada porque sé que di todo en los entrenamientos, hice por ahí dos goles contra Puebla que lo voy a recordar toda mi vida. Sé que di todo, que dejé todo en la cancha por el equipo de mis amores y me toca hacer mi historia y mi camino.

¿Te gustaría regresar a Chivas?
Sueño con ir a Europa, estoy trabajando para eso, para llegar a un equipo importante. Ahora hay jugadores en el Viejo Continente que están haciendo las cosas bien, que nos están abriendo las puertas a todos los que tenemos el sueño de ir a jugar por allá. Espero en uno o dos años estar en un equipo importante de Portugal, de Alemania, uno nunca sabe. Pero esa es mi meta.


Al ­ final, el Cubo le saca provecho a su paso por la MLS, ahí, ha tenido la proyección que le faltó en el futbol mexicano. Ahora, sus objetivos se cumplen poco a poco, no solo en la Liga estadunidense, sino también en selección mexicana. Por ahora, tiene una fuerte responsabilidad con al Sub 22, pero tiene claro que algún día quiere portar la playera del Tri mayor.