Duelo de porteros

Experiencia de Nahuel contra el futuro de Toño.

Dos valientes, dos suicidas del arco se verán las caras en el Omnilife la tarde de este domingo
Dos valientes, dos suicidas del arco se verán las caras en el Omnilife la tarde de este domingo (Mexsport)

Guadalajara

Dos valientes, dos suicidas del arco se verán las caras en el Omnilife la tarde de este domingo dentro del juego Chivas contra Tigres.

Nahuel Ignacio Guzmán Palomeque contra José Antonio Rodríguez Romero tendrán la ardua misión de mantener su arco en cero, los dos con mucho estilo bajo los tres postes y seleccionados nacionales de sus respectivos países. Hoy Nahuel es el mejor portero de la Liga, lo avala su campeonato y Toño es la promesa del arco nacional, tomando en cuenta que los porteros de la selección superan ya la barrera de los 30 años.

Nahuel Guzmán 

Un portero clásico, de la escuela argentina, surgió de la misma cantera de otros grandes cancerberos como la Bruja Hugo Norberto Scoponi, quien fuera titular en la última copa Libertadores de América que ganó el Newell´s Old Boys. Nahuel es un portero con temple de acero, con excelentes reflejos y grandes condiciones a la hora del mano a mano.

Guzmán es parte vital de los Tigres campeones en Ciudad Universitaria, un portero que salva más de un gol por partido, solvencia por arriba y valentía como pocos.

Nahuel es seleccionado de la albiceleste, desde que debutó en 2012 llamó la atención e inclusive en 2013 hubo versiones de que jugaría en el Barcelona de España, pero al final no fue porque no tenía documento para jugar como comunitario. Ahora mismo es segundo de Sergio Chiquito Romero, pero hay versiones en Argentina que indican que el Patón Guzmán tiene las herramientas para tomar el arco nacional sin problemas.

El único problema de Guzmán es su carácter. Se la pasa retando a las barras rivales, hace un año le aplaudió a la Adicción de Rayados unas canciones en un Clásico.

También se hace expulsar de maneras extrañas, pierde la cabeza con suma facilidad. 


Toño Rodríguez

A sus 23 años es el amo y señor del arco rojiblanco. Tiene tres años que recibió lo que él denomina como “una bendición” y la mayor responsabilidad para un egresado de la escuela futbolística de La Gigantera, el arco del Rebaño Sagrado.

El arquero de los rojiblancos a su corta edad ya ha sido el héroe del equipo en más de una ocasión. Toño tiene buena salida por alto, sabe achicar, experto en el mano a mano y es un tipo que tiene mucha valentía. Toño no le teme ir al choque, arriesgar el físico con tal de mantener el cero en su arco. 

Toño Rodríguez tiene la escuela que dejó Oswaldo Sánchez en Chivas y que después perfeccionó Jorge el Gato López, quien ahora fue mandado a entrenar a San Rafael.

Rodríguez si mantiene el nivel puede hacer huesos viejos en el marco del Rebaño Sagrado. Formó parte de la generación histórica que ganó la medalla olímpica en Londres aunque fue suplente de Chuy Corona. Hoy por hoy este arquero está levantando la mano para ir a la selección absoluta y poder pelear por un sitio en el combo de Juan Carlos Osorio.

El aspecto a mejorar al meta de las Chivas suele ser que en algunas pelotas da rebote, pero a sus 23 años este aspecto lo puede pulir en las próximas temporadas, pues está en una edad idónea para perfeccionar la técnica y lograr adueñarse por un buen tiempo del marco tapatío.