El dorado regreso

El cuadro de Sinaloa consumó su ascenso al máximo circuito el sábado. El equipo es muy diferente a aquel que dejó la élite nacional con Guardiola y Lillo durante el 2006; ahora Carlos Bustos tiene un reto mayúsculo: darle estabilidad  

Jugadores de Dorados con el trofeo de Ascenso
Jugadores de Dorados con el trofeo de Ascenso (Mexsport)

CIUDAD DE MÉXICO

Tuvieron que pasar poco más de nueve años para que a Sinaloa regresara el futbol de Primera División. Fue el sábado 29 de abril del 2006, cuando los Dorados alinearon por última vez en el máximo circuito nacional, lo hicieron frente a Pumas, en su estadio.

Aquella noche, un empate sin goles les condenó a la categoría de plata, de donde ahora retornan con bríos renovados.

"El sistema de competencia es injusto; no merecemos esto", dijo Josep Guardiola consumado el adiós. Gracias a un marcador global de 3-1, al imponerse al Necaxa, un viejo conocido, en la final por el ascenso, los de Culiacán están de vuelta. De la mano de Carlos Bustos, técnico argentino de bajo perfil, pero calidad comprobada, el equipo espera conseguir lo que en su pasado se le negó: "es un logro colectivo, algo que la afición esperaba desde hace mucho tiempo; somos afortunados de vivirlo", decaró el entrenador del Gran Pez, con medalla en mano y conteniendo las lágrimas de la emoción.

Contrario a cuando militaron en la élite del balompié azteca por vez primera, el plantel de Dorados no está integrado por estrellas de talla internacional como Guardiola o incluso Sebastián Abreu en el ataque; ahora no cuentan con un veterano Guadalupe Castañeda o con promesas como Cirilo Saucedo, Iván Guti Estrada o Adrián Aldrete, pero sí tienen a una nómina que, con retoques, podrá competir sin problemas para prolongrar su permanencia.

Hoy, los culichis tienen una experimentada columna vertebral en los botines de Alfredo Fraustro, el portero; Jonathan Lacerda, férreo central; Segundo Castillo, mediocampista ecuatoriano o Rodrigo Prieto, ariete goleador.

A estos jugadores tendrán que sumarse otros que aporten sus conocimientos, para que una plaza por tradición beisbolera, recupere el cariño y la pasión por el futbol.

"Quiero disfrutar este momento, es el mejor logro de mi carrera", matizó Fraustro, luego del triunfo en Aguascalientes. La directiva del club, propiedad de Grupo Caliente, tiene ante sí el reto de brindarle a su entrenador las mejores herramientas posibles, para no cometer los yerros de antes y también apreciar de ejemplos como el de los Leones Negros, que el primer semestre será fundamental para no sufrir en el segundo y vivir con la calculadora en mano después de cada cotejo. Por ahora, pueden sonreír. Los Dorados son de Primera.

EL ARTÍFICE

Hace seis meses era un equipo diferente. En noviembre y terminado el Torneo Apertura 2014, Dorados había concluido en el puesto once de catorce equipos y se sorpresiva, debido a que un mes y nueve días atrás había dejado la dirección técnica de Chivas y podría pensarse que Carlos no estaba en la baraja de estrategas del cuadro sinaloense.

Sin embargo, el nacido en Córdoba, decidió asumir las riendas del cuadro norteño. Le convenció el proyecto, lo reveló en su presentación: “Es un placer el venir a una institución tan importante y un compromiso de llegar a un equipo que siempre pelea. Es un nuevo reto, soy un hombre de trabajo”.

Trabajo que comenzó a hacer desde los primeros momentos que se puso al frente del cuadro de  había quedado fuera de la Liguilla. La directiva quiso darle un giro a la situación y fue por ello que contrató a Carlos Bustos.

La vinculación del argentino fue Culiacán. Y pronto, en las primeras seis fechas del Clausura 2015 elequipo culichi asaltó el liderato general con cuatro victorias y dos descalabros.

El primer semestre del también ex director técnico deMonarcas pintaba bien, su mano se veía en el trabajo sobre el campo. A pesar de que no pudieron mantener la punta al final del semestre, sí se afianzaron en el subliderato general (un punto por debajo del líder, el Atlético San Luis), ganaron siete encuentros, igualaron dos y perdieron cuatro. Resultados que lo llevaron a 23 unidades al final de la temporada regular y que los metieron a la Fiesta Grande, después de que no habían podido calificar el certamen anterior.

Y siguieron los buenos resultados de la mano del estratega sudamericano. El otrora equipo de Pep Guardiola, Cuauhtémoc Blanco y otras figuras, que no perdía desde el 10 de marzo, siguió con los óptimos dividendos en la Liguilla. Y solo perdió una vez más (1-0, contra San Luis en la final de vuelta del Clausura 2015), basando su desempeño en fase final con una ofensiva que marcó trece ocasiones, una zaga ordenada que permitió cinco goles y que dejó su puerta en cero tres veces, para impulsar al equipo de nuevo al máximo circuito.

Bustos valora esta situación; apesar de que le bastaron 27 semanas en el mando para ascender a los del Pacífico, él ya piensa en los retos que vienen. Hasta tiene en mente las unidades que tienen que hacer para alargar la estancia de Dorados en la Liga MX: "El porcentaje de puntos beneficia a los equipos que vienen desde abajo, si uno puede conseguir 40 o 45 por ciento de puntos, tranquilamente te quedas en Primera División". 

LAS CLAVES DE LA PERMANENCIA

LOS PRÓXIMOS REFUERZOS

La dirigencia de los Dorados tendrá que tomar medidas necesarias para retocar la columna vertebral del equipo. Elementos de experiencia probada en el máximo circuito y con suficiente calidad en sus botines, deberán llegar a la filas del cuadro de Sinaloa.

FORTÍN EN SU CASA

El Estadio Banorte tendrá que convertirse en un recinto del que Dorados obtenga como requisito mínimo un empate. Dejar ir puntos en su hogar, podría terminar por hundir las expectativas de permanecer en el máximo circuito por más de un año.

LA PACIENCIA Y RESPALDO

Al ser el nuevo inquilino en la Primera División, el conjunto de Sinaloa corre el riesgo de que los tropiezos formen parte de su cotidiano acontecer. De nueva cuenta, la opinión de los altos mandos deberá ser mesurada para respaldar o modificar a tiempo, siempre pensando en el beneficio de su club.

A TOMAR LOS EJEMPLOS

Para Dorados, el descenso casi inmediato de los Leones Negros debe servirles de escarmiento. El primer semestre de competencia es fundamental, al igual que acumular una cantidad importante de puntos, que les permita estar entre los primeros lugares y no temer de la llamada tabla porcentual después.