Cae narco acusado de lavar dinero en el futbol mexicano

Tirso Martínez Sánchez está acusado del delito de lavado de dinero a través de los equipos de futbol Querétaro, Irapuato y Celaya la década pasada.

Irapuato durante al año 2004
Irapuato durante al año 2004 (Mexsport)

CIUDAD DE MÉXICO

La Policía Federal detuvo a Tirso Martínez Sánchez, quien está vinculado con el Cártel de Juárez y a otros grupos delictivos del país y colombianos, además de ser compadre de Amado Carrillo "El Señor de los Cielos" y Arturo Beltrán Leyva.

Además, el traficante, también conocido como "El Doctor" o "El Futbolista", está acusado del delito de lavado de dinero a través de los equipos de futbol Querétaro, Irapuato y Celaya.

Tras un operativo de inteligencia por seis meses, Martínez Sánchez quien cuenta con una orden de extradición a Estados Unidos, fue detenido en un domicilio en la colonia La Martinica, en León, Guanajuato.

En 2004, la Federación Mexicana de Futbol, que tenía en ese entonces a Alberto de la Torre como su presidente y a Justino Compeán como su tesorero, tuvo que adquirir las franquicias de Querétaro e Irapuato después de que se documentara en algunos medios de comunicación la infiltración del narco en estos equipos.

Incluso, en ese entonces se hicieron públicas fotografías de Enrique de la Garza, quien fungía como presidente de la Primera A, con miembros de cárteles del narco que controlaban la zona del Bajío en el palco del estadio Sergio León Chávez, presenciando un partido del Irapuato.

El argumento oficial de la FMF para desaparecer al Querétaro y al Irapuato en 2004 fue que era parte del proceso para reducir la liga de 20 a 18 equipos.

"Irapuato ya aceptó vender, la negociación fue muy buena, muy clara. No voy a hablar de cifras ni de términos económicos, pero creo que vamos por buen camino con el proyecto de reducción", fueron las palabras de De la Torre en ese entonces.

En lo que respecta al Querétaro, a pesar de que los hermanos Vázquez Mellado, quines se adjudicaban la propiedad del equipo, aseguraban que la FMF los presionó al extremo para vender, al fibal, tuvieron que ceder.

"Acabo de hablar con Jorge Vázquez Mellado y estamos en tratos muy cordiales. Creo que podemos llegar a un acuerdo para que, además, presenten un plan de trabajo, porque yo creo que es importante que tengan un proyecto para volver. Hay una compañía atrás, pueden comenzar en Primera A y ya, con todo el esfuerzo que hagan y los nuevos patrocinadores, tengan un capital suficiente para regresar a Primera División", declaró el entonces presidente de FMF sobre los Gallos.

Tirso Martínez Sánchez fue señalado por un testigo en EU como cabecilla de una red de narcotraficantes que lavaba dinero transfiriendo jugadores de Colombia a varias partes del mundo en sociedad con la Promotora Internacional Fut Soccer, propiedad del promotor Guillermo Lara, quien hoy trabaja para la familia Kuri en los Tiburones Rojos del Veracruz y otros.

Un programa de recompensas en Estados Unidos ofrecía una condecoración por la captura de Martínez Sánchez. Se le acusa de importar al país extensas cantidades de narcóticos además de distribuir y organizar el transporte que se encarga de distribuir múltiples toneladas de cocaína en Norteamérica y Europa.

Aseguran que Martínez recibía la cocaína directamente de Colombia para después pasarlas a través de California y Texas por tierras hasta Estados Unidos.

La organización también lo vinculó con grupos criminales como el Cártel de Juárez, miembros de la Federación y con traficantes colombianos como Víctor y Miguel Mejía Múnera.

En el Distrito de Nueva York también se le acusa de lavado de dinero y remesas de millones de dólares de ganancias de la droga a México.

Este Departamento de Estado en Estados Unidos ofrecía la cantidad de 5 millones de dólares por información que condujera al arresto de Tirso Martínez.

Tan solo en el año 2000 y en el 2003 autoridades norteamericanas estiman que la organización de Martínez transportó 76 toneladas de cocaína al país.