Cuando el alcohol se mezcla con el deporte

Arturo Vidal protagoniza un escándalo por manejar ebrio en plena Copa América; el chileno no ha sido el único deportista que ha sufrido los estragos del alcohol


Algunos deportistas se han involucrado en problemas por culpa del alcohol
Algunos deportistas se han involucrado en problemas por culpa del alcohol (Mexsport / AFP / AP)

Ciudad de México

No ha siquiera terminado la fase de grupos de la Copa América ‘Chile 2015’ cuando ésta ya presenta su primer escándalo extra cancha. Fue precisamente la selección anfitriona, en la persona del volante Arturo Vidal, quien dio la nota cuando éste último estrelló su Ferrari por conducir en estado de ebriedad, en el día de descanso otorgado a los jugadores tras el duelo ante México.

El ‘Rey’ Arturo fue detenido y liberado poco después, no sin antes retenerle su licencia de conducir y haber generado críticas por su desatención en plena celebración del torneo continental.

Como el actual jugador de la Juventus de Italia, existen otros talentos que, víctimas de los efectos del alcohol, dañaron más que su imagen como figuras deportivas, algunos fueron descalificados de competencias importantes, otros perdieron millones de dólares o terminaron tras las rejas, y, en el peor de los casos, pusieron punto final a su trayectoria. Aquí algunos de ellos.

LA INFALIBLE NFL

Lejos de los escándalos por violencia doméstica que la NFL acusó durante la pasada temporada, otros de los grandes problemas, históricamente hablando, ha sido la mezcla de alcohol y el volante.

En julio del 2013, el defensivo de Arizona, Alfonzo Dennard, fue arrestado en Nebraska tras no pasar una prueba de alcoholímetro, cuatro meses después, en noviembre, el hoy receptor de los 49’s de San Francisco, Jerome Simpson, le hizo compañía tras conducir bajo los efectos del alcohol en el Condado de Hennepin.

QUÉ TANTO SON DOS MILLONES

Es bien sabido que el golf es uno de los deportes mayores remunerados, y por ello, John Daly, pentacampeón del Tour PGA, no tuvo empacho en apostar dos millones de dólares en un casino de Las Vegas, sin embargo, lo hizo en estado de ebriedad y naturalmente terminó perdiendo toda esa cantidad en una sola noche.

HOME RUN DE ALCOHOL

En abril del 2012, el relevista dominicano de los Bravos de Atlanta, Cristhian Martínez fue detenido en el estado de Georgia por conducir en estado inconveniente. Al pelotero se le realizó el examen de alcoholímetro donde el límite legal era de 08 unidades; Martínez registró un porcentaje de 13.

ADIÓS AL MUNDIAL DE NATACIÓN

Michael Phelps, 18 veces campeón olímpico, fue detenido a fines de septiembre de 2014 por la policía en su ciudad natal, Baltimore, por conducir bajo los efectos del alcohol y por exceso de velocidad.

Al ser esta la segunda detención por el mismo motivo, la federación de su país lo sancionó seis meses y le impidió participar en el Mundial de 2015, que se celebrará del 26 de julio al 9 de agosto en la ciudad rusa de Kazán.

TRAS LAS VALLAS

En julio de 2008, Inglaterra fue sacudida con el accidente automovilístico que involucró al portero del club Plymouth Argyle, Luke McCormick y a un padre con sus dos hijos.

El meta, bajo la influencia del alcohol, impactó al auto familiar dando muerte a los dos niños y dejando al papá con lesiones vitalicias, McCormick fue encarcelado cuatro años y hoy vuelve a defender los colores del Plymouth.

PUNTO FINAL A LA PROMESA ANDRADE

Una noche de fiesta y alcohol terminó con dos prometedoras carreras. En noviembre se cumplirán 16 años del fatídico accidente automovilístico que protagonizaron César Andrade y Javier Amador Palacios, entonces futbolistas de Atlas.

Tras el fuerte accidente, Andrade presentó un desprendimiento del 80 por ciento de la pierna izquierda y Palacios una fractura expuesta del fémur con pérdida de la piel en la pierna izquierda; sobrevivieron milagrosamente pero nunca volvieron a la grama del Estadio Jalisco.

GONZALO FARFÁN

Las historias de Gonzalo Farfán con el América en la década de los ochentas se cuentan por montón, como también se recuerda el negro episodio que protagonizó un 11 de diciembre de 1997, cuando conducía en estado de ebriedad en la Ciudad de México y mató a tres trabajadores de limpia.

El que fuera auxiliar técnico de Lapuente en el título del 2002, fue procesado pero después liberado por las autoridades correspondientes.