"Cata" se concentra en el actual Cruz Azul para ganarle a Tigres

Domínguez asegura que la Máquina está más viva que nunca, y pide a la afición cementera que los apoye con todo en la recta final del Apertura 2014. 


Julio Cesar Domínguez protegiendo el balón, ante la marca rojinegra
Julio Cesar Domínguez protegiendo el balón, ante la marca rojinegra (Mexsport)

Ciudad de México

Los siete partidos sin victoria al hilo, cinco derrotas y sólo dos empates, frente a Tigres de la UANL no es motivo para que el defensa Julio César Domínguez se preocupe ante la necesidad que tiene Cruz Azul de un triunfo.

"Casi no tengo en la mente esas derrotas. Cada partido es jugarlo a muerte, olvidar el pasado, vivir el presente, aprovechar que venimos con una gran confianza, hacer un gran futbol y tratar de sacar un buen resultado de allá", resumió el jugador.

Aseveró que la Máquina está más viva que nunca, y pidió a la afición que los apoye con todo en la recta final del Apertura 2014, en la que tendrán dos juegos como locales, ante Morelia (fecha 14) y Pumas de la UNAM (fecha 16).

"Agarramos la confianza que nos faltaba. Había partidos donde no nos sentíamos a gusto, perdíamos el balón fácilmente, nos anotaban un gol y nos caíamos, pero más allá de eso tenemos mucha confianza en nosotros y el equipo está muy bien ahorita, aunque nos falta para estar en nuestro máximo nivel", refirió.

Se avecinan dos partidos claves porque deben sacar triunfos contra Universidad Autónoma de Nuevo León, en la fecha 13 del Torneo Apertura 2014, para seguir en zona de Liguilla, y el martes 21 ante Alajuelense en la Liga de Campeones de Concacaf, para avanzar a cuartos de final.

Ambos serán de visitantes, condición en la cual no han ganado todavía en ninguno de las dos competencias.

En este sentido, el zaguero central aceptó que previo a la racha de siete puntos de la reciente jornada triple, el equipo no se había rendido en busca de la calificación, pero no hacían buen futbol, aunque siempre confiaron en empezar una racha positiva para entrar a la lucha por la calificación.

"Creo que nos hacía falta más posesión de balón, las llegadas no las concretábamos, pero aún así el equipo seguía intentando, no bajábamos los brazos, tuvimos una buena semana y hay que seguir igual", manifestó.

Por último, dijo que "nos sentíamos mal porque los resultados no se daban, pero estábamos conscientes de que con un triunfo o dos seguidos podíamos estar en la pelea. En esta doble jornada conseguimos siete puntos que nos mete en la pelea y hace más interesante este cierre".