Lecciones de un veterano

A sus 34 años, Chaco Giménez ya no es titular indiscutible de Cruz Azul, aunque se mantiene como uno de los líderes y futbolistas que más le aportan al equipo; esta noche, ante Querétaro, puede llegar a los 100 goles en el futbol mexicano 

Christian Giménez
Christian Giménez (Mexsport)

Ciudad de México

A sus 34 años Christian Giménez sigue jugando con la energía de un jovenzuelo. Tal vez la velocidad ha disminuido, pero la entrega y el sacrificio siguen intactos. Son ya 10 años en el futbol mexicano, 20 torneos cortos, en los que el Chaco ha trabajado para estar vigente, pese a su veteranía.

Y fue precisamente hace un año, en el Clausura 2014, cuando la edad alcanzó a Giménez, quien después de sufrir varias lesiones en los últimos años, fue mandado a la banca por Luis Fernando Tena. Sí, el Chaco dejó de ser ese titular indiscutible en Cruz Azul para convertirse en un relevo de lujo.

Los números antes y después de ese torneo son muy representativos. Del Bicentenario 2010 (temporada en la que llegó al club) al Apertura 2013, el Chaco disputó 136 partidos: 128 como titular y solo ocho como relevo. Pero a partir del Clausura 2014, ha jugado 37 juegos: 16 como titular y 21 como cambio.

Pero Christian se mantuvo trabajando y, sobre todo, respondiendo en cualquier oportunidad que se le presentaba. Ya fuera de titular o de cambio, el Chaco no dejó de ser el símbolo de La Máquina, aportando su experiencia y temperamento.

Ahora, en este Clausura 2015, el Chaco Giménez ha vuelto a sembrar la duda sobre su rol en el equipo, pues en los tres partidos en los que ha sido titular (ante Pachuca, Santos y Monterrey) La Máquina se ha visto bien ofensivamente, incluso Christian ya contribuyó con un gol a la escasa cosecha de tres que tiene Cruz Azul.

En cambio, en los dos partidos (contra Veracruz y Puebla) en los que fue relevo poco pudo hacer para que La Máquina cambiara la imagen apática a la ofensiva. Esta noche, ante Querétaro, se le abre la posibilidad de ser nuevamente titular y, por qué no, conseguir su gol número 100 en el futbol mexicano.

"Hace mucho que no anotaba y estoy feliz. Presión siempre existe en este equipo hasta que no salgamos campeones", declaró Christian Giménez el sábado después del triunfo ante Monterrey.

POR EL CENTENAR

Esta noche, en La Corregidora, Christian Giménez podría llegar a 100 goles en el futbol mexicano.

En una carrera de 10 años en el futbol mexicano, el Chaco ha logrado hasta la semana pasada la cosecha de 99 tantos. Pero él no quiere presionarse con este tema.

"Es una marca buena y ya lo sabía desde el torneo pasado (que estaba cerca) y nunca llegó, entonces no me quiero desesperar. Significa algo importante en la carrera, pero pienso más en lo colectivo y que se consiga algo para el equipo".

Ya son cinco años en los que Christian ha defendido la playera de La Máquina, y aunque lo logros parecen ser muy escasos (una Copa MX en 2013 y una Concachampions en 2014), el volante se ha erigido como el ídolo más reciente del equipo celeste, y su aporte va más allá de lo que se puede ver en el terreno de juego.