Un torneo para la historia

El Clausura 2015 quedará marcado como el de la despedida o la salvación del Guadalajara; requiere de 20 puntos para evitar el descenso y el reto inicia el sábado en Tuxtla Gutiérrez 

Marco Fabián e Isaac Brizuela, refuerzos de Chivas
Marco Fabián e Isaac Brizuela, refuerzos de Chivas (Mexsport)

Guadalajara

El sábado por la noche en Tuxtla Gutiérrez comienza el semestre más difícil en la historia del Guadalajara; vivirá meses inusuales de cara a su historia ganadora, peleará palmo a palmo por la permanencia con Puebla, Veracruz y UdeG. Su número mágico: 20 puntos.

En este receso Chivas hizo una inversión superior a los 100 millones de pesos en un solo jugador; la directiva sacó la chequera para comprar a Isaac Brizuela y mantuvo a Marco Fabián, así como a Ángel Reyna, dos jugadores talentosos.

Fernando Arce, uno de los líderes del plantel, afirmó que en este momento las formas, florituras y artilugios son para otros tiempos, hoy la prioridad es sumar y mantener el cero atrás; el orden antes de cualquier cosa. El cero en su arco es su mejor enemigo.

"Lo más importante es que no nos metan gol, debemos estar muy enfocados en lo que vamos a jugar y jugar todos a lo mismo, que eso sería lo ideal, porque no podemos irnos al ataque alegremente y descuidar la defensa. Tenemos que empezar a ver de atrás para adelante, estamos en una situación delicada en la que si recibimos gol y no tenemos la capacidad de reacción para ir por el partido nos costará mucho trabajo", agregó Arce, quien cumple su segunda campaña con los rojiblancos, en una época de pocos elogios y muchas presiones.

Otro de los hombres clave para José Manuel de la Torre es Carlos Salcido, el zaguero de Ocotlán manifestó que en este momento la clave es ganar en el debut, para aumentar respecto a Puebla y Veracruz.

"Creo que no es difícil que un equipo esté equilibrado; trabajamos para corregir cosas, porque hemos tenido amistosos en los que las cosas no han salido como hemos querido. Los entrenamientos son para eso, pero lo importante es que la pauta te la da cuando inicias un torneo; debemos ganar partidos, es la realidad, solo así vas a sumar de a tres y sobre todo, tomar mucha con­fianza. Vamos a entrar a un torneo en donde quieras o no, vas a estar pendiente de los demás, te estás jugando muchas cosas y donde lo mejor de nosotros es iniciar bien".

EXPECTATIVAS

El número mágico para Chivas es 20. Porque obligaría al Puebla hacer 24 unidades para que los poblanos lograran la salvación, pero la expectativa real es otra.

La conjura interna de la plantilla rojiblanca es encontrar Liguilla y pese a que no lo han declarado a ningún medio al interior del club está la meta de 25 puntos. Unidades su­ficientes para salvarse y colarse a la Liguilla.

Chivas y la palabra descenso antes nunca iban juntas en el mismo enunciado, pero es lo que hay. El 2015 sería el año en el que el Rebaño está más cerca del in­fierno llamado ascenso y este grupo de jugadores busca salvar de la quema al equipo más querido de México. Que comiencen los juegos.