Chaco total

Sin ser un centro delantero, Christian Giménez promedia casi cinco goles por torneo; además, ha marcado todo tipo de anotaciones en la centena que suma hasta ahora 

Christian Giménez
Christian Giménez (Mexsport)

CIUDAD DE MÉXICO

Siempre frontal y sincero, Christian Giménez reconoce que los 100 goles a los que llegó en el futbol mexicano ya son cosa del pasado, que para seguir vigente necesita ir por más.

"Soy feliz jugando al futbol, se dio lo de los 100 goles, que es lo más importante y va a quedar en mi historia personal, pero sé que tengo que dar más. No es fácil llegar a 100 goles y más siendo un volante, pero también soy consciente de que no puedo vivir de eso, ya quedó registrado en una marca personal y ahora voy a buscar hacer más goles".

Y sí, el Chaco tiene razón, pues de los jugadores en activo en este Clausura 2015 que superan el centenar de anotaciones, solo él (100) y Daniel Ludueña (100) no son centros delanteros natos.

La lista la conforman Alfredo Moreno (144), Luis Gabriel Rey (143), Miguel Sabah (137), Matías Vuoso (137), Omar Bravo (136), Oribe Peralta (118) y Rafael Márquez Lugo (111), quien sigue lesionado y no ha podido jugar en la temporada.

Al Chaco Giménez le costó 21 torneos alcanzar esta cifra, por lo que promedia 4.7 anotaciones por temporada. Hay remarcar que 87 de sus goles se han dado en fase regular, mientras que 13 en la Liguilla del futbol mexicano.

Con Pachuca y Cruz Azul ha disputado tres finales en su carrera, dos con los Tuzos (Clausura 2007 y Clausura 2009) y una con La Máquina (Clausura2013); sin embargo, en las dos últimas, en las que precisamente se hizo presente en el marcador, su equipo sucumbió.

La posición natural del Chaco es la de volante, ya sea en uno de los extremos, o como creativo atrás del centro delantero, aunque también ha cumplido la labor de recuperar pelotas como medio de contención.

Esta multifuncionalidad le ha permitido marcar goles de diferentes maneras. Destacando su pierna derecha, con la que ha hecho 39, seguido de los tiros libres que le han dado 16 y, pese a su estatura (1.70 metros), ha metido 16 testarazos a las redes.

De penal tiene 15, de zurda 13 y hasta se dio el lujo de marcar un gol olímpico en el Clausura 2008 ante el San Luis. Pero el aporte del Chaco Giménez va más allá de sus goles.

Este veterano de 34 años tiene deseos de seguir siendo la pieza clave de Cruz Azul y colaborar para romper una sequía de 17 años sin título de Liga que tiene este club.