Disfruta de la fama del futbolista

Daniel Pérez purga una condena de ocho años por robo calificado. A penas ha cumplido cuatro y medio, pero esto no le impide disfrutar del futbol

Reintegrar a la sociedad a cada de los internos es el principal reto de las autoridades del Centro de Readaptación Social de Puente Grande y de la Fiscalía del Estado.
Reintegrar a la sociedad a cada de los internos es el principal reto de las autoridades del Centro de Readaptación Social de Puente Grande y de la Fiscalía del Estado. (Carlos Zepeda )

GUADALAJARA, Jalisco

El futbolista es un ser afortunado, en prisión también. La fama que disfrutan las figuras de este deporte se traslada de igual forma a Puente Grande. Daniel Omar Pérez Delgado, mediocampista de las Águilas del CRS, antes y después de cada entrenamiento es normal verlo con gorra y tapabocas para iniciar y retomar sus labores en la cocina.

Al ser seleccionado, el Sombra tiene flexibilidad en su horario de trabajo. Es el más bajito y más técnico de la selección. Juega como volante por derecha. Pero fuera de la cancha es igual de productivo en el área de comida, donde se encarga de supervisar que cada uno de los módulos sea abastecido con desayuno, comida y cena.

Recibir permisos para ausentarse de sus labores no es el único beneficio que tiene Daniel Omar por practicar el futbol. El Sombra se ha ganado fama y respeto entre sus compañeros al ser pieza clave del equipo bicampeón. 

“Le agradezco a todos los compañeros por su apoyo, uno que está en la selección futbol sí se hace famoso, uno escucha su nombre y llama la atención, he tenido un poquito de fama por ese aspecto (risas). En el trabajo saben en el futbol debemos estar constantes para no fallar, nos apoyan por ese lado con los horarios y tener tiempo para estar allá y acá, realmente es muy padre jugar y que te permitan hacerlo”.

Daniel Pérez purga una condena de ocho años por robo calificado. A penas ha cumplido cuatro y medio, pero esto no le impide disfrutar del futbol y de su trabajo en la cocina, donde recibe un sueldo de 150 pesos por semana.

“Es un poco complicado jugar y trabajar, pero echándole ganas en el campo y en la cocina se puede, estas dos actividades en lo personal me hacen olvidar que estoy en la prisión, me hace olvidar la sentencia que tengo, sino en salir adelante y regresar a la sociedad a la buena”. 


Formar gente de bien, el reto del CRS

Reciben delincuentes, regresan hombres de bien. Reintegrar a la sociedad a cada de los internos es el principal reto de las autoridades del Centro de Readaptación Social de Puente Grande y de la Fiscalía del Estado.

Miguel Ángel Núñez Zambrano, director del CRS, asegura que cada uno de los internos recibe en esta institución toda la ayuda y rehabilitación que se necesita para evitar que regresen a los malos pasos.

“La meta que tenemos en el CRS es que cuando salgan a la sociedad lo hagan con otra mentalidad, y sean útiles a ellos mismos, a su familia y a la sociedad. Hay algunas personas que tienen problema para encontrar trabajo y reintegrarse a la sociedad, mucha gente cree que es un riesgo contratarlos y abrirles sus puertas, pero esa no es la generalidad. Los internos aprenden aquí la forma de  conducirse, parte del orden es el respeto a los demás”.

El director del CERESO asegura que el futbol, como el resto de los deportes son indispensables para cada uno de los presos.

“El deporte es parte primordial de su tratamiento, además tienen convivencia, liberan el estrés y es muy provechoso para ellos”.