Libres y Lokos se deslinda de “toma” del Azteca

La barra más numerosa de Tigres, compuesta por 2 mil 500 integrantes, aseguró que no apoyará ningún tipo de protesta el día del partido de despedida de la selección nacional

Barra "Libres y Lokos"
Barra "Libres y Lokos" (Tomada de Twitter )

Ciudad de México

La barra Libres y Lokos, de Tigres, se deslindó del plan que se difunde a través de redes sociales para que los grupos de animación más bravos del país "tomen" el estadio Azteca para manifestarse el próximo 28 de mayo, día del partido de despedida de la selección nacional antes de partir a Brasil.

Samuel Reyes, uno de los fundadores de LyL, descartó que este grupo de animación tenga intención de responder a esta iniciativa propuesta por integrantes de otras barras.

"No lo apoyaríamos (la toma del estadio Azteca), realmente lo que estamos tratando de externar es una opinión más en el sentido de que se castigue a quien se equivoque, porque estar generalizando no es justo para nadie", dijo.

Reyes agregó que la propuesta de la barra de Tigres va más allá de una manifestación violenta y aseguró que buscarían tener acercamiento con otras porras para tratar de hallar soluciones a la crisis por la que atraviesan estos grupos, satanizados a raíz de los recientes hechos violentos en estadios del país.

"Estaríamos abiertos al dialogo porque ya es algo que se tiene que hacer, pero no para protestar algo o para ir en contra de alguien, mas bien para tratar de tener algunas soluciones que no afecten al movimiento. Hay mucha gente que esto es su forma de vida, es lo que más les gusta hacer, chavos entre 17 y 25 años, que realmente ven esto como una forma de vivir, no vivir de eso como se ha querido manejar", señaló.

El fundador de Libres y Lokos recordó que los extintos congresos de porras organizados hace más ya de una década por la FMF eran un buen foro para el dialogo y toma decisiones de las barras.

"Antes había congresos entre las barras y se tomaban disposiciones para evitar problemas entre las barras, porque lo que la mayoría queríamos, en ese entonces, es que hubiera respeto por los grupos, se dejaron de hacer esas reuniones que, incluso, algunas eran organizadas por la FMF, y después se volvió tierra de nadie y cada quien a rascarse con sus propias uñas", apuntó.

Por último, Reyes lamentó que los hechos suscitados en el estadio Jalisco la noche del sábado pasado hayan manchado, en general, la imagen de las barras mexicanas.

"Sí me pesa que se ponga en riesgo el futuro de esto, que es la forma de vida de muchos, por errores individuales, no digo que nosotros no nos hayamos equivocado en su momento, pero pueden existir mejores soluciones que una extinción", concluyó.