Tras superar la tragedia, los Avispones están en liguilla

Después de 20 meses de los hechos ocurridos en Iguala, el equipo guerrerense ha ganado el apoyo de la gente y se encuentra en la lucha por ascender a la Segunda División.

Los Avispones de Chilpancingo, postal de recuerdo en Cantera
Los Avispones de Chilpancingo, postal de recuerdo en Cantera (Iván López)

Ciudad de México

El 26 de septiembre de 2014 marcó la vida de los Avispones de Chilpancingo, club de futbol que también sufrió en Iguala, la noche en que desaparecieron 43 normalistas, de quienes los detalles de su paradero siguen sin ser aclarados.

El equipo se dirigía de vuelta a su sede tras un juego que ganaron 3-1 contra el Iguala FC. Sin embargo, el camión que transportaba a los jugadores de la tercera división fue atacado por un grupo de policías que los confundieron con los estudiantes. La balacera duró 15 minutos, tiempo en que todos los pasajeros se mantuvieron resguardados en el piso y los asientos del vehículo. El saldo fue de 12 jugadores heridos, y dos víctimas: David Josué García, mediocampista de 15 años, y Víctor Manuel Lugo, chofer de la unidad.

Tras estos lamentables hechos, jugadores y miembros del Cuerpo Técnico recibieron atención médica y psicológica durante cuatro meses, aunque lamentaron la falta de apoyo por parte del gobierno al no esclarecer los hechos, pues en su momento ellos mismos se consideraron "las víctimas olvidadas del caso Iguala".

Una semana después del ataque, se realizaron homenajes al jugador caído con un minuto de silencio antes de los partidos de la Primera División, pero sin mencionar que también el conductor había fallecido durante la ráfaga de balas.

A pesar de esto, el equipo ha sabido sobreponerse a los problemas. El conjunto se perfiló como el octavo mejor de la tabla general en la clasificación a la liguilla, situación que se ha visto reflejada en el apoyo brindado por los fanáticos a través de la asistencia al partido y las redes sociales.

En su búsqueda por el ascenso a la segunda división, el club disputa el pase a los dieciseisavos de final contra los Albinegros de Orizaba y en el primer juego empataron a un gol. El siguiente partido será el sábado 7 de mayo a las 15:00 horas en la cancha David Josué García Evangelista, nombrada así en honor a su compañero caído durante los hechos ocurridos en septiembre de 2014.