Historia del derrumbe azulgrana

Los 'Potros de Hierro' del Atlante se enfrentan a una dura realidad tras la derrota su decenso: jugar en el circuito de Ascenso del futbol mexicano

Atlante se sigue preparando para el Clausura 2014
Atlante (MEXSPORT)

Ciudad de México

Desde las mieles de aquel campeonato obtenido en el lejano invierno de 2007, cuando el equipo blaugrana se coronara en su nuevo estadio Andrés Quintana Roo, hasta el actual infierno que viven los Potros; La Afición te muestra puntos clave que han posicionado al equipo en la quema del descenso.

Porcentaje a la baja

Atlante ocupaba en el Clausura 2011 una posición en la tabla de descenso (12) que si bien, no era del todo cómoda, les permitía manejar la distancia de 6 lugares respecto al último lugar de la misma con menor preocupación. Sin embargo la directiva encabezada por el Presidente Ejecutivo José Antonio García y el Presiente Deportivo Miguel Ángel Couchonal no supo manejar esa diferencia a su favor y terminaron por confiarse, muestra de ello son los resultados que acompañaron al equipo en los próximos 6 torneos.

El porcentaje de los Potros vino a la baja producto de cinco torneos desastrosos después del Clausura 2011, donde consiguieron un cuarto lugar con 27 puntos. Posteriormente vendrían tres torneos; Apertura 2011, Clausura 2012 y Apertura 2012 donde el equipo acabaría decimo cuarto lugar de la tabla con 19, 16 y 20 puntos respectivamente. Sin embargo lo peor estaba por venir ya que los blaugranas tocarían fondo en la tabla general para el Clausura 2013 con apenas 13 puntos, mejorando solo una posición en el Apertura 2013 al terminar penúltimo con 12 unidades. Esta serie de resultados hicieron que la escuadra perdiera ese "colchón" en la tabla de descenso hasta el punto de ser hoy en día el último lugar de la misma con un porcentaje de 0.9310 cosecha de 98 puntos en 100 juegos disputados y una desventaja de ocho puntos con el Atlas, el más cercano contendiente en la lucha por el no descenso.

Feria de técnicos y desfile de 43 jugadores 

Los Potros no se han caracterizado por realizar buenas negociaciones a la hora de soltar y contratar jugadores, han sido varios los elementos de "buena" calidad que la escuadra no ha sabido valorar y que después terminan por extrañar, algunos casos son: El colombiano Luis Gabriel Rey máximo anotador en liguillas con el equipo, Christian Bermúdez y Moisés Muñoz que emigraron al América junto con el técnico Miguel Herrera, Gabriel Pereira, Esteban Paredes y Federico Vilar son otros ejemplos.

A cambio, el club caribeño ha traído en un lapso de tres años alrededor de 43 refuerzos en un intento desesperado por revertir la situación que evidentemente no pudo revertir.

El peruano Reimond Manco, Luis Ángel Landín, el argentino Roberto Nanni, el arquero Armando Navarrete, el español Valdo, quien apenas disputó 56 minutos con el equipo y Joaquín Lavirrey proveniente de Argentina, son claros ejemplos de decisiones precipitadas con resultados catastróficos.

En el banquillo tampoco se ha tenido paciencia o en su defecto, se ha tenido paciencia de más con algunos técnicos que a pesar de sus movimientos y tácticas propuestas no han podido levantar al equipo. Siete son los entrenadores que han dirigido el cuadro blaugrana, desde Miguel Herrera hasta el recientemente nombrado Pablo Maríni quien sustituyera a Rubén Israel tras ser despedido luego de caer en la jornada 2 del presente torneo ante el Veracruz. Ricardo La Volpe parecía ser de entre todos el que pudiera haber mejorado la situación del club, sin embargo situaciones de salud lo obligaron a dejar el equipo antes de lo previsto.