Los peores ataques terroristas en el deporte

Al reunir a cientos de personas, muchas veces de distintas nacionalidades, religiones e ideologías políticas, los eventos deportivos han sido uno de los blancos principales de estos atentados

Stade de France, evacuado tras ataques terroristas en París
Stade de France, evacuado tras ataques terroristas en París (AFP)

Ciudad de México

Se jugaba el duelo amistoso entre Francia y Alemania cuando una serie de atentados terroristas ocurrieron en las inmediaciones del Stade de France, coloso que tuvo que ser evacuado de emergencia; sin embargo, este no ha sido el único evento que se ha visto en peligro por esta causa, el espíritu del deporte se ha manchado en más de una ocasión a causa atentados que cambiaron la alegría de la competición por el terror y el miedo.

Juegos Olímpicos de Múnich, 1972. El 5 de septiembre un comando terrorista palestino denominado Septiembre Negro asalta la villa olímpica en esa ciudad alemana y toma como rehén a la selección nacional de Israel, matando luego a once de sus miembros y a un oficial alemán de la policía antiterrorista. El comando, una facción de la Organización para la Liberación de Palestina, entonces liderada por Yaser Arafat, exigía la excarcelación de 234 prisioneros alojados en cárceles israelíes. Cinco de los ocho miembros de Septiembre Negro resultaron muertos durante el fallido rescate de los rehenes, mientras que los otros tres fueron arrestados y liberados un mes más tarde tras el secuestro del vuelo 615 de Lufthansa.

Juegos Olímpicos de Atlanta, 1996. El 27 julio, una explosión en el Centennial Olympic Park en Atlanta, Georgia, provoca la muerte de una mujer y deja heridas a 111 personas. El ataque, fue el primero de los cuatro ejecutados por Eric Robert Rudolph, un antiabortista y anti gay experto en explosivos que dejó una mochila con tres bombas debajo de un banco. Tras su detención en 2003, Rudolph, alegó que el objetivo de los atentados era luchar contra el aborto y la " agenda homosexual" en Estados Unidos. Fue condenado oficialmente el 18 de julio de 2005 a cuatro cadenas perpetuas y encerrado en la prisión de máxima seguridad ADX Florence, en Colorado.

Grand National, 1997. Cerca de 60 mil espectadores, entre ellos la princesa Ana, que asistieron a la carrera de caballos más famosa del mundo, tuvieron que ser evacuados tras las amenazas de bomba de la organización militar IRA (Ejército Republicano Irlandés) en Inglaterra. La competencia se llevó a cabo dos días después.

Liga de Campeones, Madrid, 2002. El grupo separatista vasco ETA hace estallar un coche bomba cerca del estadio Santiago Bernabéu el 1 de mayo, poco antes de que iniciara el partido de semifinales entre el Real Madrid y el Barcelona. El atentado se produjo poco después de la detención de un miembro del Batasuna (un partido político vinculado a ETA). La explosión causó 17 heridos y daños materiales considerables.

Copa Davis, 2006. En mayo, un grupo extremista suní asesinó al entrenador del equipo de tenis iraquí y a dos jugadores de Copa Davis por ir vestidos con pantalones cortos.

También en mayo de ese año, un grupo terrorista secuestró y asesinó a trece miembros del equipo iraquí de taekwondo cuando se dirigían a Jordania, los restos fueron encontrados un mes después.

Maratón en Colombo, 2008. La explosión de una bomba de la guerrilla tamil en Gampaha, a unos 25 kilómetros de Colombo, deja catorce muertos, entre ellos el ministro de Carreteras y Desarrollo Viario de Sri Lanka, Jeyaraj Fernandopulle; 90 personas más resultan heridas. Fernandopulle se preparaba para dar la salida a una maratón tradicional como parte de la celebración del Año Nuevo en Sri Lanka.

Torneos de críquet, 2002 y 2009. El 8 de mayo de 2002, un atentado suicida cerca del hotel donde se hospedaba la selección de críquet de Nueva Zelandia en Karcahi (Pakistán) dejó 14 muertos. El equipo neozelandés suspendió su participación en la gira. Siete años más tarde, el 3 marzo 2009 un grupo terrorista atacó el autobús de la selección de críquet de Sri Lanka en Lahore (Pakistán), dejando siete personas muertas, entre jugadores y policías que escoltaban el vehículo.

Voleibol, atentado Lakki Marwat, 2010. Un ataque suicida durante un partido de voleibol local el primero de enero en la aldea de Shah Hasan Khel, en la provincia paquistaní de Khyber Pakhtunkhwa dejó cerca de 100 muertos y más de 100 heridos. El ataque sucedió luego de que los aldeanos de ese lugar integraran una milicia pro gubernamental en contra del Talibán.

Copa Africana de Naciones, 2010. Un grupo de rebeldes en la provincia de Cabinda, en Angola, ametralló el autobús de la selección de futbol de Togo matando a un integrante del equipo técnico y al jefe de prensa de la selección togolesa.

Maratón de Boston, 2013. El 15 de abril dos bombas artefactos explosivos de fabricación casera explotan en Boylston Street, cerca de Copley Square, justo antes de la línea de meta de la famosa Maratón de Boston, provocando la muerte de tres personas y causando heridas a 282. El ataque fue atribuido a Tamerlán y Dzhojar Tsarnáev, hermanos de origen checheno residentes en Estados Unidos desde 2003, a donde llegaron provenientes de la República de Daguestán (Rusia). Cuatro días después del ataque, los hermanos fueron identificados tras robar un establecimiento y disparar contra dos guardias del Massachusetts Institute of Technology de Cambridge; durante la persecución en la que se enfrentaron con la policía, Tamerlán, el hermano mayor resultó muerto mientras que Dzhojar consiguió huir pero se entregó al día siguiente.

Dokú Umárov, mando de la guerrilla separatista islámica de Daguestán, a cuyo líder se vincula con grupos terroristas negó que existiera algún vínculo entre su organización y los hermanos Tsarnáev.