La categoría del olvido

El Ascenso MX alberga a más de una veintena de futbolistas desterrados del máximo circuito;escasas oportunidades, sobrecupo de foráneos y lesiones, las principales razones de su adiós 

César Villalluz
César Villalluz (Mexsport)

CIUDAD DE MÉXICO

El futbol es un deporte que necesita de los reflectores constantemente, que requiere de la atención del público para mantenerse vigente. En México pasa algo contradictorio sobre esta premisa.

En la categoría de ascenso, se han refugiado varias directivas para deshacerse de jugadores que ya no entran en sus planes; al borde del anonimato del oficio, más de un futbolista con condiciones y que incluso probó las mieles del éxito en el máximo circuito, vive al día y transita en escenarios que, alguna vez, fueron recintos repletos de júbilo. 

Escasas oportunidades, sobrecupo de elementos extranjeros, lesiones crónicas y poca paciencia, las principales razones por las que jugadores que prometían con altos vuelos, se quedaron a mitad del camino.

Fugaz paso por Primera División, en la mayoríade los casos, el antecedente inmediato de todos estos prospectos.

El Ascenso MX ha servido para mantenerlos en activo y para brindarles un segundo aire. Aunque en realidad, pocos, casi nadie, regresan a la alta competencia.

En la actualidad, más de una veintena de jugadores, que contaron con la posibilidad de consagrarse en la élite del balompié nacional, militan en el escalafón de ascenso.

Las características de su desempeño varían, al igual que su edad; van desde los 20 hasta los 30 años. Las historias son distintas, pero el punto de coincidencia es el mismo: podrían haber triunfado, en mayor o menor medida, la posibilidad estuvo en sus botines, pero hoy, luchan por retornar al pasado afortunado, huyendo de las garras del olvido. 

CAMPEONES DEL MUNDO

Alguna vez consiguieron estar por encima de las expectativas de cualquiera, lograron lo impensado, pero quizás el manejo de la gloria les hizo una mala pasada.

Lejos de los escaparates protagónicos en los que se pensaba que estarían, Éver Guzmán, Sergio Arias, César Villaluz y Jorge Hernández, piezas clave del título infantil Sub 17 que consiguió México en el 2005, deambulan en esta categoría.

Su talento en el campo no encontró el respaldo de los equipos que en su momento los blindaron como joyas a un cercano futuro.

"Espero regresar en algún momento, uno siempre sueña con eso, con estar de vuelta en Primera División", dijo a mediados de 2014 Guzmán, delantero de elasticidad y contundente remate; ha pasado casi toda su carrera en la Liga de Ascenso, militando para cuatro escuadrasde esta división; "quizás me hacía falta mostrar mis condiciones, pero las oportunidades fueron escasas", sentenció el Mochis Arias, arquero titular en Perú 2005, que nunca debutó con Chivas, su club formador.

Ni la medalla de monarcas del orbe les garantizóun sitio en el futbol mexicano. Aptitudes tuvieron y minutosen el terreno de juego, sí los hubo, tal vez no como ellos esperaban: "Triunfar en Primera no es fácil, se necesita de respaldo, además de talento. Ahora quiero volver a ganarme un sitio", apuntó hace unas semanas César Villaluz, otro monarca mundial que se encuentra sin cabida en el futbol profesional.

El llamado Pandita ahora juega para el Atlético San Luis.

DESTELLOS Y CLAROSCUROS

Además de antiguos monarcas con límite de edad, el AscensoMX alberga a futbolistas que en su momento mostraron lo necesario para triunfar en Primera; ahora, los goles de Luis Ángel Landín los cantala afición del Zacatepec, ya no Cruz Azul o la selección nacional; el mismo caso para Ismael Valadez, que se integra al Tapachula FC, mientras que Hebert Alférez, incluso con paso por Europa, con HNK Rijeka de Croacia, también juega para los Cañeros. 

Con menor aporte ofensivo, otros, como José Antonio García, Rodrigo Íñigo, Héctor Gutiérrez o Allam Bello, también se esperanzan de recuperar la participación que tuvieron en un sitio distinto al que ahora ocupan en su presente.

La vida no es justa, y en el Ascenso MXse pagan los errores.