Árbitros necesitaban un ajuste salarial: Archundia

Para el ex nazareno que actuó en el futbol mexicano, los quejas por partes de los colegiados eran algo previsible. De paso, apoyo la acción que tomaron los 'hombres de negro'

Armando Archundia, ex árbitro profesional
Armando Archundia, ex árbitro profesional (Mexsport)

CIUDAD DE MÉXICO

A las protestas de los silbantes de la Liga MX por mejoras económicas y otras peticiones se sumó la voz de un antiguo referente del arbitraje mexicano, Armando Archundia, quien se declaró a favor de que existan cambios en las condiciones de trabajo de sus ex colegas del balompié nacional. El ex mundialista en 2006 y 2010 dijo que, en comparación con los salarios a los hombres de negro de otras Ligas del mundo, en México tienen que incrementarse los sueldos; reiteró que le alegra ver cómo se unió el gremio en pro de su lucha.

“Lo que piden los árbitros es algo que se veía venir. Lo único que están pidiendo es que se les respete y trate por igual, un pago digno por su trabajo. Ojalá que lleguen a un buen acuerdo con la gente de la Federación. Se tienen que respetar los derechos laborales, se tiene que respetar la función de un silbante dentro y fuera del campo. Me da gusto verlos unidos en el gremio, independientemente de las diferencias que puedan existir entre unos con otros, están luchando por un bien común como lo es la equidad ante las autoridades correspondientes”, dijo el ex silbante a La Afición.

Archundia Téllez apeló al pasado y reiteró que desde sus tiempos como colegiado, los malos manejos de las riendas de la Comisión de Arbitraje han interferido en el trabajo de cada fin de semana de los silbantes. Aunque se desligó del movimiento que levantó la voz por cuenta de los nazarenos estos días, Armando señaló que sus ex compañeros cuentan con su apoyo y exhortó a los directivos para darle autonomía al órgano que los rige. 

“Desde que yo pitaba, sabía que había situaciones de presión de ciertos directivos. La gente de la Federación Mexicana de Futbol tiene que entender que el arbitraje mexicano puede manejarse con autonomía. Ellos tienen que apoyar que los silbantes trabajen con libertad. Estoy al margen de toda situación, no tengo contacto con nadie, pero desde luego que apoyo a mis ex compañeros, porque sé la calidad de personas que son y conozco la capacidad que tienen a la hora de realizar su trabajo”.

Promesas incumplidas

A consideración de Armando Archundia, la problemática entre directivos y árbitros se desató debido a que los primeros no cumplieron con acuerdos que implicaban un aumento en el monto salarial de los nazarenos; el ex colegiado, de 48 años de edad, desaprobó la gestión actual de Rafael Mancilla, responsable de la Comisión de Arbitraje. 

“No me queda duda de que Rafael Mancilla es un administrador excelente, pero en la gestión al frente de los árbitros ha dejado mucho que desear. Todo esto se desató porque no cumplieron (la Federación) con sueldos que se les había prometido antes; esto ya tiene tiempo sucediendo. Ha habido muchas irregularidades en el camino: desde el famoso tabulador, que nos elegía al azar, hasta las evaluaciones. Con todo respeto, espero que se les cumpla todo lo que han acordado, porque lo que se les reclama es el aplazar los pagos el que les digan ‘mañana  mañana’ y no han sucedido”, finalizó.