Los peores delanteros del Apertura 2014

El campeonato mexicano se ha visto marcado por la ineficiencia de varias contrataciones estelares. 

Marco Rubén, Aníbal Zurdo, Matías Britos y Angel Reyna
Marco Rubén, Aníbal Zurdo, Matías Britos y Angel Reyna (Mexsport )

CIUDAD DE MÉXICO

Al disputarse la primera mitad del Apertura 2014, varios equipos han podido revelar el futuro que les espera en el torneo, desde los que tiene como objetivo al titulo, hasta los que ya han empezado a ver los planes para el próximo torneo.

La mitad de la campaña también permite apreciar el rendimiento de los jugadores que llegaron como estrellas y se han convertido en una decepción.

Los peores refuerzos del Apertura 2014:

Ángel Reyna

Una de las contrataciones más llamativas fue la de Reyna, quien llegó a las Chivas precedido de una mala fama, y en especial de varios episodios polémicos con su actual conjunto.

A pesar de ser un titular indiscutible para Carlos Bustos, el canterano del América no ha podido marca gol ni dar una sola asistencia.

Otro dato desalentador es que es el jugador más indisciplinado del "Rebaño", al sumar 3 tarjetas amarillas y una roja.

Aníbal Zurdo

El delantero mexicano llegó a la Liga MX de la mano del Cruz Azul a los 31 años, tras una carrera en la cual solo había jugado en divisiones de ascenso españoles, siendo su último equipo el Sabadell de la Liga Adelante.

El delantero cementero ha sido victima de las lesiones.

Matías Britos

Tras un paso destacado por el León, el atacante uruguayo llegó a los Pumas, en donde fue titular hasta el despido de José Luis Trejo.

Con la llegada de Guillermo Vázquez ha dio perdiendo minutos de juego.

Solo ha sumado un gol con el cuadro de la UNAM.

Marco Ruben

El atacante argentino fue una de las incorporaciones más sonadas de los Tigres para el Apertura 2014.

Pese a tener varias recomendaciones, las cuales aseguraban que tenía un destacado nivel de juego, tenía en su contra el haber marcado solo un gol en los últimos dos años.

En el presente torneo, el sudamericano ha visto acción en 8 juegos, sin poder hacerse presente en el marcador.