Clausura 2015, el torneo de los divorcios

En la agonía del presente certamen dentro del balompié nacional, varias relaciones se fracturaron, desde altos mandos de un equipo, hasta las propias instituciones con sus aficionados


El Clausura 2015 tuvo tres 'divorcios' importantes
El Clausura 2015 tuvo tres 'divorcios' importantes (Mexsport)

Ciudad de México

En el último suspiro del Clausura 2015, vale la pena recordar aquellas relaciones que, durante muchos años, fueron reconocidas por la solidez que mantenían, y, pese a los resultados, siempre demostraron firmeza.

Vínculos que terminaron después de años y otro que apenas rendía sus primeros frutos, terminaron abruptamente a lo largo de este certamen.

ARDE LA PLANA MAYOR EN CHIVAS

El 'Rebaño Sagrado' amaneció el 2 de abril con la noticia de que su dueño, Jorge Vergara, había tomado el control absoluto de Grupo Omnilife, Angelíssima y Chivas; el mandamás del cuadro tapatío anunciaba su rompimiento con quien fuera la directora de la empresa, Angélica Fuentes.

Eran vísperas del clásico tapatío, el equipo aún peleaba fuertemente por no descender y la noticia de esta ruptura no venía nada bien al interior de un equipo que, finalmente, cayó eliminado en la liguilla frente a Santos, eso sí, logrando la permanencia sin ningún contratiempo.

El pleito entre la empresaria, aún esposa del dueño que únicamente le ha dado un campeonato a Chivas, continúa y su desenlace no se vislumbra cercano, entre comunicados por parte del cuerpo legal de Fuentes, quienes por órdenes de un juez obligan la restitución de su representada al interior de Omnilife, y la demandas de los abogados de Vergara como respuesta, parece que Chivas iniciará su nueva lucha por no descender con fuego en la cabecilla de la institución.

'LA FIEL' VS. ATLAS

Más que recordado es el bochornoso acontecimiento protagonizado por la barra 51 del Atlas durante el duelo de vuelta en los cuartos de final ante Chivas, donde, tras verse plenamente superados por el rival, aficionados rojinegros saltaron al terreno de juego para exigir a sus jugadores mayor entrega, algunos, enfrascándose a golpes con elementos de seguridad del Estadio Jalisco.

Días después, con el anuncio de la detención de estos intrusos, se fijaron también las multas de 1 millón de pesos que deberían de pagar para poder salir de prisión bajo fianza; Atlas hundía a aquellos que consideraban, no aportaban nada bueno a la institución, además las barras, por orden del gobierno local, quedan terminantemente prohibidas al interior del Jalisco.

La respuesta no se hizo esperar, aquellos seguidores que, por muchos años han sido catalogados por el equipo como 'La Fiel', se sentían traicionados; con mensajes en redes sociales y un colecta para liberar a los barristas detenidos, acusaban al equipo de haber encarcelado a quienes han alentado por más de 60 años sin un título.

ROMANCE FUGAZ

Cuando América presentó a Matosas el 18 de diciembre del año pasado, nadie dudaba del poderoso cuadro que el todavía campeón del futbol mexicano estaba confeccionando.

El ansiado bicampeonato lucía factible y la afición no dudaba del potencial que el entrenador uruguayo aportaría en un proyecto que, en principio, pintaba a largo plazo, fundamentado en el contrato de dos años que el timonel dos veces campeón con León firmó en su contrato.

Sin embargo, y a pesar de otorgarle al cuadro de Coapa el boleto al Mundial de Clubes de Japón, técnico y directiva no llegaron a un acuerdo tras la eliminación del equipo en el torneo local.

Gustavo pedía la salida de jugadores 'tóxicos' para su proyecto, tales como Darwin Quintero o Cristian Pellerano, en su lugar, pedía a Ricardo Peláez, presidente deportivo del club, la incorporación de jugadores que éste no quiso traer, dándole prioridad a la continuidad de la plantilla.

El proyecto Matosas-América terminó antes de lo previsto y el charrúa es objeto de deseo de varios equipos dispuestos a satisfacer sus necesidades.