La invasión europea

Para el Apertura 2015, la Liga MX tendrá a varios jugadores provenientes del Viejo Continente; prometen brindar espectáculo y títulos durante su estadía

André-Pierre Gignac
André-Pierre Gignac (Jean-Paul Pelissier / Reuters)

Ciudad de México

Jugar en Europa representa un sueño cumplido para cualquiera. Militar en el Viejo Continente es sinónimo de calidad, de disputarse un lugar en las mejores Ligas del mundo; sin embargo, este verano, poco menos de una decena de futbolistas han preferido seguir su trayectoria en la Liga MX, para continuar sus carreras del otro lado del Atlántico, pese a que algunos de ellos eran figuras en sus clubes.

“Regreso a México para triunfar en mi país, para seguir mi carrera en un equipo grande; no hay retroceso”
 
JAVIER AQUINO
Mediocampista de Tigres

Salarios amplios, condiciones de vida similares a la que tenían en Europa y la promesa de triunfos y títulos más al alcance, las principales razones por las que una invasión de varios jugadores de calidad probada ha llegado a México. El caso más sonado, de momento, es el de André-Pierre Gignac, quien dejó al Olympique de Marsella, donde era el máximo referente, para enfundarse con los colores de Tigres.


A sus 29 años, Gignac arriba al balompié nacional luego de firmar 23 anotaciones en 39 partidos durante la pasada temporada; en su mejor momento, el delantero francés prei rió aventurarse en el equipo de Ricardo Ferretti, a seguir bajo la gestión de Marcelo Bielsa, en su país. Prensa de su nación, asegura que será el mejor pagado de la competencia local.

Se esperan goles y sacrificio del mundialista en 2010. De igual forma, a Tigres llegaron un par más de 'europeos': Ikechukwu Uche, delantero nigeriano, proveniente del Villarreal y Javier Aquino, que estaba cedido en el Rayo Vallecano, pero que pertenecía al Submarino Amarillo; el ariete africano era un constante en los onces titulares del cuadro ibérico, mientras que el volante mexicano padeció la irregularidad en el conjunto madrileño.

"Regreso para triunfar y seguir aquí mi carrera", dijo el ex de Cruz Azul hace unos días. También en Monterrey, para los Rayados, aterrizó Rogelio Funes Mori, después de su estadía en el Benfica de Portugal y el Eskisehirspor de Turquía; el Mellizo llegó al continente europeo en el 2013, y pese a algunos destellos, no logró afianzarse del todo. Recordado por su talento en el River Plate, a los 24 años se convirtió en la mayor esperanza ofensiva de la escuadra que dirige Antonio Mohamed. "Acá en México hay tanta competencia como en otras Ligas del mundo; todos los equipos pueden conseguir el título y eso es motivante para los jugadores que venimos", dijo el día de su presentación ante los medios de comunicación.

“Estoy muy contento, semanas atrás hablé con Matosas y me gustó mucho el proyecto del club”
 
 
GONZALO BERGESSIO
Delantero del Atlas


En La Pandilla se dice que llegarán un par más, por lo menos, de elementos de tierras lejanas. Dentro de sus posibilidades se encuentra la dupla de los hermanos Dos Santos y el uruguayo Walter Gargano, todos, vía exprés desde el Viejo Continente.

A la camada mencionada, se le han unido otros tantos, quizás de menor renombre, pero con el cartel de crack en sus fichajes. Puebla trajo al futbol tricolor a Ezequiel Rescaldani, atacante que prestaba sus servicios con el Málaga; mientras que León repatrió de la Lazio a Diego Novaretti, que con 30 años, todavía tiene condiciones defensivas como zaguero central y los Jaguares de Chiapas a Juan Manuel Insaurralde, del Spartak de Moscú.

Por último, Gonzalo Bergerssio se unió al Atlas. La Fiera, conocida así en sus clubes europeos, debido a sus condiciones físicas y su habilidad para el primer remate en el área rival, i rmó un contrato por tres años con los rojinegros:

"Este es un gran desafío, estoy muy contento, semanas atrás hablé con el entrenador, y me gustó mucho el proyecto", comentó. Hoy, el futbol mexicano está de moda.