“Hay mucho orgullo en juego”

Antonio Mohamed no rehúye la condición de favorito del América, como líder general que es, con calidad de invicto incluido; sin embargo, dice que al rodar el balón solo importa ratificarlo

Antonio Mohamed en su zona técnica en partido de Concachampions
Antonio Mohamed en su zona técnica en partido de Concachampions (Mexsport)

Ciudad de México

Antonio Mohamed es un entrenador directo, va frontal, toma la mesura como bandera, cuida sus palabras, pero no rehúye a los papeles que le corresponden como cabeza del equipo que hoy manda en la Liga MX. El Turco tampoco pone excusas ni anticipa escenarios, sabe de la institución a la que defi­ende con el peso histórico que conlleva, sobre todo en los partidos de alta envergadura como son los clásicos.

El entrenador de las Águilas matizó que él percibe que los juegos contra Chivas y Pumas tienen más rivalidad que los duelos con los cruzazulinos, y declaró que para el sábado no contará con Rubens Sambueza ni Osmar Mares, aunque sí con Miguel Layún y Gonzalo Díaz, quienes fueron reportados en condiciones de entrar en la lista de convocados.

Mañana toca el primer clásico del curso, es ante un Pumas que vive un momento crítico; Mohamed sabe que en los momios su equipo parte como candidato natural para llevarse el triunfo, por los momentos estadísticos, pero sobre todo por las sensaciones futbolísticas, mientras América va creciendo y aumentando su consistencia de juego, Universidad busca identidad en la cancha.

Así que Antonio Mohamed aceptó ese papel de favorito para llevarse la victoria en el Estadio Azteca el sábado.

"Porque estamos en casa y venimos bien en la tabla, así que somos los favoritos", pero avisó que en el campo puede ocurrir cualquier cosa: "Somos los favoritos, porque estamos de locales y venimos haciendo un mejor torneo que Pumas, pero a la hora que se mueve el balón no hay ningún favoritismo, en la previa sí, pero a la hora de jugar somos once contra once, hay mucho orgullo en juego y va a ser un partido muy disputado".

Mohamed también habló del juego del torneo anterior, cuando América cayó en el Azteca por 1-3 ante el equipo que entonces dirigía José Luis Trejo, un partido en el que, siendo honestos, las Águilas fueron mejor equipo, pero la contundencia y las circunstancias no les favorecieron.

"Nos quedó la bronca de no ganar ese partido, esperemos tener el mismo funcionamiento y hacer los goles. Es un clásico y no sirven las excusas, son partidos que la institución y la gente quieren ganar así que esperemos que no pase lo del partido pasado".

Mohamed subrayó que en un equipo como América tiene "prohibido perder, siempre" y que la intención de su equipo es "hacer un gran partido y ganar, para darle una alegría a la gente".