Exigencia y compromiso en América: Ambriz

El técnico de las Águilas se fue "intranquilo" de empate sin goles contra Puebla; sin embargo, se comprometió a entregar a un equipo protagonista en el C16

Ambriz salió intranquilo tras el 0-0 ante Puebla en casa
Ambriz salió intranquilo tras el 0-0 ante Puebla en casa (Mexsport)

Ciudad de México

Ignacio Ambriz no está tranquilo en América, resultado del empate sin goles en la cancha del Estadio Azteca ante Puebla en la jornada 1 del Clausura 2016; es decir, apenas el segundo empate en casa en 18 Jornadas regulares, contabilizando el pasado Apertura 2015.

"Conclusiones buenas creo que es difícil (sacar); nos lleva más días de trabajo (Puebla); hoy lo esperaba así, con posesión de la pelota, creo que no estuvimos a la altura de lo que fue el partido.

"Que no suene a pretexto; no generamos, nos falta, me voy intranquilo porque no ganamos en casa otra vez, tenemos semana larga y hay que mejorar muchísimo", dijo 'Nacho'.

A su equipo le cuesta sacar partidos en Santa Úrsula y la estadística así lo dicta: cuatro perdidos, dos paridades y tres descalabros, es por eso que "la presión está desde que me senté; el torneo pasado inicié con dos derrotas y parecía que estaba fuera; este equipo necesita ganar para estar en los puestos de arriba; me gusta mi equipo, el equipo va a estar bien, a eso me comprometo, que el equipo va a estar mejor", continuó el entrenador azulcrema.

"Tengo la obligación de ganar en casa, buscamos ser agresivos pero no fuimos más finos".

El equipo de Pablo Marini le generó al menos tres opciones claras de gol, aunque Matías Alustiza y Christian Bermúdez desperdiciaron en momentos clave en el Coloso de Santa Úrsula.

"Más que presión le llamaría exigencia con nosotros, exigencia que tenemos que jugar mucho mejor en casa; nos ha venido medio costando la victoria en casa".

El ingreso de Brian Lozano y William da Silva, para Ambriz, aún no está sujeto al análisis, apenas veinte minutos de juego en su debut como amarillos, tras las salidas de Andrés Andrade y Oribe Peralta, respectivamente.

"Es prematuro, los cambios nos ayudaron, nos dieron orden, pero no tuvimos mucho para poder atacar; con el tiempo estos jugadores darán mucho más".

Finalmente, Ignacio lanzó uno de sus primeros deseos para el Clausura 2016, el primer semestre antes de festejar sus 100 años de historia, torneos en los que el seno crema busca brindar con un título.

"(Que América) juegue bien, corra mucho y ganemos; necesitamos trabajo, fueron 7 días para preparar el partido y, a la postre, son pocos".