Las misiones en el banquillo

Siete equipos cambiaron de director técnico para el Apertura 2015; superar a su antecesor será el reto a lo largo del torneo

De izquierda a derecha: Ignacio Ambríz, Ricardo La Volpe y Sergio Bueno
De izquierda a derecha: Ignacio Ambríz, Ricardo La Volpe y Sergio Bueno (Santiago Chaparro, Mexsport y Sergio Bueno)

CIUDAD DE MÉXICO

Para este Apertura 2015 que está por comenzar, siete fueron los equipos que cambiaron de entrenador con el propósito de mejorar sus números, salir de la zona del descenso o, simplemente, lucir un juego más vistoso. Pero los técnicos recién llegados deberán mejorar casi al instante, pues una seguidilla de malos resultados podría colocarlos en el mismo lugar que sus antecesores. A continuación los retos que deben superar:

Concachampions, liguilla, Mundial, juego ofensivo… 
La exigencia será demasiada para Ignacio Ambriz, quien llegó al América a pesar de los diversos cuestionamientos por parte de la prensa y los seguidores de las Águilas. Durante su presentación, el estratega afirmó que no había llegado a Coapa por suerte: “no me saqué la lotería; me saqué mi trabajo” asegurando que buscará en el equipo “mucha intensidad, mucho equilibrio, mucha posesión del balón y atacar rápido”. 
Sin embargo, el técnico mexicano tendrá que ocupar el lugar de Gustavo Matosas, estratega que llegó al América con cartel ganador, con la promesa de hacer unas Águilas espectaculares y que dejó al equipo de Coapa no por falta de resultados, si no por diferencias con la directiva ante la petición de refuerzos, o al menos, esa fue la versión oficial.
De entrada, Ambriz deberá superar o mínimo igualar los 29 puntos que clasificaron como segundo lugar al América en el Clausura 15, el reto: llegar más allá de los cuartos de final, instancia en la que el torneo pasado los de Matosas cayeron ante Pachuca. En el plano internacional, Nacho viajará a Japón en diciembre para disputar el Mundial de Clubes, además que deberá refrendar el título en la Concacaf liga de campeones.

Campeón y no más

A cinco meses de cumplir 18 años sin lograr un campeonato de liga, en Cruz Azul la obligación es única. Sergio Bueno no debe tener un equipo espectacular, no importa en realidad la calidad de juego, ni los puntos, ni el lugar que ocupe en la clasificación, si no es campeón fracasará.

A pesar de lo anterior, Bueno se mostró tranquilo en su presentación, las críticas por ser un técnico que nunca ha ganado nada y que llega a un equipo que le urge un título, tampoco le preocupan, lo único que pidió el timonel fue paciencia: "el que la gente me critique no me molesta, al contrario, me obliga a estar alerta. No soy un técnico improvisado. No pienso desaprovechar la oportunidad, la meta inmediata será tener presencia en las liguillas; entraremos en la búsqueda del título, pero con paciencia".

Semifinales, mínimo 

A partir del Clausura 2014, torneo en el que inició la segunda era de Tomás Boy al frente del Atlas, los rojinegros clasificaron en las dos últimas campañas a la Liguilla. Durante el AP14 los de Boy sumaron 31 unidades, calificaron terceros a la liguilla y cayeron ante Monterrey, mientras que en el pasado CL 15 fueron cuartos con 23 puntos y perdieron la oportunidad de semifinales 4-1 ante el odiado rival, las Chivas.
El uruguayo cayó como ‘anillo al dedo’ pues él mismo aseguró que se identifica con el equipo: “hay una frase que va acorde a lo que yo hago, por eso me decidí venir, el ganar a lo Atlas, eso es acorde a mí" y más allá de la espectacularidad que pueda, Matosas deberá regresarle a la afición rojinegra la ilusión de competir por un campeonato, el reto será superar la barrera de la primera fase en la liguilla, llegar a la final y ¿por qué no?, un campeonato.

Liguilla, completa obligación 

Ricardo Antonio La Volpe regresa a la dirección técnica luego del escándalo que vivió en su paso fugaz por Guadalajara, su destino: Chiapas, equipo que vio en su banquillo a Sergio Bueno durante 4 torneos. La era Bueno en el conjunto de Jaguares se distingue por una sola cosa: una mediana regularidad que alejó al equipo del descenso.
El mejor torneo lo vivieron en el AP 14, cuando el equipo se clasificó quinto a la liguilla pero no pasó de la primera fase al caer ante Toluca. Durante el pasado torneo, Chiapas a penas sumó 20 puntos, la misión de La Volpe será calificar al equipo a la liguilla.

A sacarlos del hoyo

Morelia acumula dos torneos consecutivos como sotanero de la competencia; en el AP14 los purépechas acumularon 10 unidades y ganaron solo dos encuentros, mientras que en el CL15 sumaron 13 unidades y ganaron 3 cotejos.
Enrique Meza, consciente de la situación, aseguró en su presentación que el llegar a Morelia “representa un gran reto para mí porque muy poca gente quiere estar en una situación como esta. Tengo muchos deseos de ayudar, sacar al equipo de la zona donde se encuentra y jugar bien al futbol”.

Dejar la zona del descenso de una vez por todas

Los últimos torneos han significado para el conjunto de Puebla una lucha por no descender, a pesar que en el torneo pasado los entonces dirigidos por José Guadalupe Cruz la libraron, este AP15 lo iniciarán en el penúltimo lugar de la tabla porcentual, por encima solo de los recién ascendidos Dorados.
Si bien la obligación inmediata de Pablo Marini es alejar al equipo del fondo de la tabla, el argentino se plantea llegar más lejos y colocar al equipo en los primeros planos: “el objetivo fundamental es lograr 55 o 60 por ciento de los puntos para calificar a la liguilla, obviamente como consecuencia de eso se van a equilibrar los números de la porcentual que sigue siendo un tema delicado”.

Volver a la Liguilla

Luego de sustituir a César Farías en la jornada 9 del AP14, Daniel Guzmán lo logró consolidar su proyecto en Tijuana. A pesar de un buen inicio de torneo en el CL15, en el que acumuló 9 cotejos sin conocer la derrota, los Xolos no lograron consolidarse y se derrumbaron a partir de la jornada 11 cuando no lograron sumar ni una victoria más en el torneo.
La mala racha dejó a Tijuana fuera de la liguilla y Guzmán perdió su trabajo. En su lugar llega al banquillo Rubén Omar Romano, técnico experimentado que como primera misión deberá regresar al cuadro fronterizo la liguilla, aunque como él mismo señaló en su presentación, su objetivo es el campeonato: “busqué un equipo para buscar el título. Es una ilusión muy grande llegar a esta institución”.